Trabajo a contrarreloj para evitar otra inundación en Écija

Tres turnos para construir barreras de protección y limpiar el arroyo Argamasilla con la previsión de lluvias desde el miércoles.

el 03 ene 2011 / 18:43 h.

Cata en la calle La Victoria para comprobar la obstrucción del cauce soterrado.

En Écija se trabaja a contrarreloj para evitar más inundaciones. Desde ayer a primera hora, varios camiones vierten piedras en el puente de la ronda de circunvalación sobre el arroyo Argamasilla, para crear un embalse e impedir la entrada de agua en el cauce soterrado del mismo.

Es necesario limpiar el arroyo de sedimentos, lodo y basuras para evitar un sexto día con inundaciones en los barrios bajo los que pasa el Argamasilla. Y mientras el caudal no baje, no se puede limpiar. Y si llueve, no podrá controlarse la crecida. Y las previsiones meteorológicas anuncian lluvia a partir de mañana. Por lo tanto, el Ayuntamiento de Écija no tiene tiempo que perder. De hecho, hay tres turnos de trabajo al día para que cuanto antes se acabe dicha actuación.

“Si la situación meteorológica nos permite cortar la afluencia de agua al cauce soterrado podremos tenerlo completamente limpio en una semana”, confió el alcalde, Juan Wic (PSOE), quien apuntó no obstante que el pasado fin de semana –tras la última de las inundaciones sufridas por Écija en diciembre de 2010– “no se dejó de limpiar el arroyo”.
Lo que ahora se está haciendo es consolidar los tres diques recién levantados en el curso del arroyo para rebajar su caudal e iniciar su limpieza. “Teníamos pendiente controlar el Argamasilla para evitar la cuantía desmedida de agua que nos anega”, agregó el regidor, al tiempo que recordó que “éstas son medidas provisionales de emergencia” aconsejadas por técnicos de la empresa pública de gestión medioambiental Egmasa y de Ferrovial, la empresa que construye el nuevo cauce que desviará el arroyo que todavía resulta peligroso para la ciudad.

La premisa básica es que no llueva mientras se desarrollan estas obras. “Para que podamos regular el caudal con los diques y estar preparados para acometer de inmediato la limpieza completa del cauce soterrado, que está obturado en el 50%”, aclaró el mandatario. Esa limpieza estaría completada en unos ocho días, según los técnicos. Para ello, hay seis máquinas sacando suciedad del arroyo. El consejero de Medio Ambiente, Juan José Díaz Trillo, expuso que la finalización de dicha limpieza dependerá de las precipitaciones. En las tareas de limpieza se extraen toneladas de acumulación de sólidos y áridos que estaban creando muros en el cauce soterrado con el consiguiente riesgo de riadas.

  • 1