Local

Trabajos forzados

La Fiscalía del Tribunal Correccional de Créteil pidió el lunes convertir en ocho años de prisión la pena de trabajos forzados dictada en Chad contra seis miembros de la ONG El Arca de Zoé.

el 14 sep 2009 / 22:40 h.

TAGS:

La Fiscalía del Tribunal Correccional de Créteil pidió el lunes convertir en ocho años de prisión la pena de trabajos forzados dictada en Chad contra seis miembros de la ONG Arca de Zoé por tratar de llevarse a Francia a 103 niños africanos.

El mes pasado, los seis cooperantes fueron condenados por un tribunal de Yamena a ocho años de trabajos forzados -una pena que no existe en el derecho francés- por intento de secuestro de menores.

El tribunal de Créteil, que debe traducir al derecho galo la sentencia chadiana, anunciará su decisión el próximo día 28. "La pena que más se corresponde es la de ocho años de prisión", dijo hoy el fiscal Jean-Jacques Bosc en la audiencia ante la Corte.

Bosc recalcó que "no se trata aquí de celebrar un nuevo juicio" y argumentó que los jueces no deben "apreciar los hechos" ni revisar la pena, ya que ello "atentaría contra un principio internacional".

En cambio, los abogados de la defensa llamaron a los jueces a apoyarse en el Convenio Europeo de los Derechos Humanos para no validar la pena dictada por la justicia chadiana.

Cinco de los seis miembros de la ONG, incluido su líder, Eric Breteau, debilitado por una huelga de hambre, acudieron hoy ante la Corte. Faltaba la enfermera Nadia Merimi, que está hospitalizada. Los familiares de varios de varios de los condenados se manifestaron hoy ante el tribunal.

El pasado 28, dos días después de su condena en Chad, los seis miembros del Arca de Zoé fueron repatriados a Francia, en virtud del acuerdo de cooperación judicial de 1976 entre París y Yamena, que permite a los condenados en un país cumplir su pena en el otro, y fueron encarcelados en la prisión de Fresnes (afueras de París).

  • 1