Local

Tradición y creatividad con nuevos aires

Cuchara de Palo (Santa Cruz). Una cocina en progreso en manos de profesionales con ganas de agradar y con amor al trabajo.

el 12 oct 2013 / 10:08 h.

TAGS:

CUCHARA-DE-PALO-01   Por Javier Compás. Se ve que Encarna de Quirós es una mujer inquieta y con empuje para la lucha diaria, con un negocio bien situado y un local con posibilidades, ha dado un giro al establecimiento consiguiendo un bar de tapas moderno, acogedor y con posibilidades, en esa apuesta es importante el fichaje de su jefe de cocina, Miguel Burgos Pérez, quien como un pintor o escultor medieval transforma su ciudad natal en apellido, no es vana la comparación ya que mucho de artista/artesano tiene la labor de un chef creativo. Ilusión y ganas, que no es poco, parece que no le faltan, esas ganas de agradar, de quedar bien ante el comensal ya es mucho, pero es que además hay algunas tapas donde saca algún muletazo de cartel. El local es amplio, luminoso gracias a la nueva decoración, con detalles simpáticos, como las lámparas botes de conserva, las cucharas de palo que cuelgan del techo, algunos dibujos de las paredes, cómodo, con mesas de color claro y una buena barra para los amigos del acodamiento. CUCHARA-DE-PALO-02La carta de vinos está en evolución, se están buscando etiquetas de buen porte, novedosas para el público, pero con calidad, buscando también el producto andaluz, así, se copea manzanilla La Guita, pero también tintos como el sevillano Overo y un muy agradable García de la Jara, tinto jerezano, que probamos con las tapas finales. Empezamos con un muy rico blanco de Somontano, 12 Lunas, elaborado con las grandes uvas blancas Chardonnay y Gewürstraminer, de bonito color amarillo dorado, graso y con cuerpo en boca, equilibrando una buena acidez y un toque goloso y afrutado muy agradable. La carta de viandas se compone de una variada propuestas de lo que ellos llaman tapa –platos y yo diría medias raciones, en definitiva–, tapas para compartir donde se entreveran innovaciones creativas, detalles orientalizantes y bases de nuestra cocina tradicional. Así, por ejemplo, empezamos con un Carpaccio de gambón (3,90 euros) acompañado de mango, vinagreta de pistacho, salsa de ostras y soja, muy fresco y ligero. Refrescante también el Ceviche (4,50 euros) que estamos deseando probar con corvina, elaborado al estilo nikkei, o sea, esa cocina de fusión peruano japonesa que tanto está de moda. Los Mejillones rellenos de verduritas y chile chipotle (2,90 euros) es una interpretación de una receta de la abuela del chef, presentados en bolas, es un bocado sabroso y muy conseguido, no así tanto las Bolitas de solomillo (5,30 euros) rellenas de foie que nos recordaron el sabor de un flamenquín tradicional, eso sí, muy bien presentadas y con una extraordinaria salsa de guarnición. TAPAS Abajo, el carpaccio de gambón. Arriba, el ceviche. Pero uno de los palos fuertes son los arroces, probamos el de cuatro quesos (3,50 euros), que también lleva habitualmente corvina a la plancha aunque esta vez lo probamos con bacalao y el de setas (4,20 euros), ambos muy sabrosos, con un arroz cremoso en ambos casos pero donde los granos mantienen su textura adecuada. Terminamos con un muy logrado Solomillo Thai con patatas baby (3,90 euros), con una salsa un punto picante que potencia el sabor del conjunto, muy buenas las patatas y, en definitiva, una conseguida integración de una carne muy a la española con ese sutil toque oriental que le sienta muy bien. Seguiremos de cerca a Cuchara de Palo que promete darnos agradables sorpresas.   LA FICHA

  • Propietaria: Encarna de Quirós.
  • Dirección: C/ Santa María La Blanca, 15. 41003 Sevilla.
  • Horario: De 12.00 a 16.30 y de 20.00 a cierre. Descansa domingos noche y lunes.
  • Teléfono: 954 415 219.
  • Facebook: cucharadepalo.sevilla

  • 1