Local

Tráfico dará prioridad a las bicicletas en las calles de 30 km/h

La DGT prohíbe el uso de los cascos ‘quitamultas' en las motocicletas.

el 18 feb 2011 / 21:14 h.

TAGS:

El director general de Tráfico, Pere Navarro, en bicicleta.

La Dirección General de Tráfico (DGT) anunció ayer en Córdoba dos cambios en el reglamento general de circulación, que entrarán en vigor cuando culmine la tramitación del borrador dentro de unos meses. Por un lado, la bicicleta tendrá prioridad en las zonas 30 (vías de un solo carril en las que se circula a menos de 30 kilómetros por hora) frente al vehículo; y, por otro, se prohibirá el uso del caso quitamultas en ciclomotores y motocicletas.


El subdirector de Normativa de la DGT, Ramón Ledesma, justificó estas medidas por la paulatina conquista del ciclista y el peatón de las ciudades: "Hasta ahora la bicicleta era un obstáculo y la intención es que ahora sea protagonista, pasando de ser medio alternativo a transporte preferente", declaró.


La primera medida afectará a las nuevas zonas 30, donde la bicicleta pasa a tener prioridad sobre el vehículo a motor. Es decir, la regla general se invierte, ya que hasta ahora el ciclista debía conducir por la derecha y ceder el paso al coche. El cambio permitirá a las bicicletas ir por el centro de la calzada con prioridad respecto a los vehículos de motor. Asimismo, el nuevo reglamento establecerá un área de garantía para el peatón y la bicicleta. Hasta el momento, la normativa prohíbe la circulación de bicicletas por las aceras, pero lo cierto es que los ayuntamientos han ido estableciendo ordenanzas municipales para burlar esa norma. Ledesma recordó la jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre la obligatoriedad de compartir espacios: "Al Estado no le corresponde decidir, sino a la ordenanza. Al Estado sólo le corresponde garantizar un mínimo de espacio para el peatón", dijo.


Así, la DGT propondrá que las aceras con menos de tres metros de ancho nunca pueden ser utilizadas por las bicicletas y que los ciclistas no pueden circular a menos de un metro de las fachadas. Por otro lado, el casco será obligatorio para las vías interurbanas siempre, pero no lo será en las urbanas. "Es el momento de fomentar el uso de la bici y no de poner trabas". En Sevilla, por ejemplo, la ordenanza municipal sí permite circular por aceras de más de cinco metros de ancho que no tengan carril bici siempre que se circule por debajo de los 10 km/h.


En cuanto a las motocicletas, Ledesma recordó que hay dos proposiciones no de ley que instan al Congreso a eliminar dos normas vigentes: la exención médica del casco -no va a poder conducir una moto, si no puede usar casco- y los quitamultas, que se prohíben porque "no son seguros y no sirven para proteger al conductor".


los retos pendientes. El segundo Encuentro de ciudades para la seguridad vial se clausuró ayer con la llamada Carta de Córdoba, donde los participantes se comprometen a integrar la seguridad vial en las estrategias locales de movilidad sostenible; a constatar la necesidad de disponer de un observatorio para la movilidad urbana en el Estado y actuar sobre el diseño de las calles jerarquizando las vías según su uso; aumentar las zonas 30, planificar una red básica de carriles bici y experimentar diseños viales que ayuden a la convivencia de las motos con el resto de vehículos; impulsar el camino escolar y los itinerarios seguros y reforzar de forma permanente los niveles de disciplina vial municipal; adaptar las ordenanzas municipales a los cambios del reglamento general de circulación e implantar sistemas que mejoren la recogida de información para la base de datos nacional de accidentes de tráfico y considerar a las víctimas como el centro de la acción y fomentar la participación.

  • 1