Local

Tráfico prevé 14,4 millones de desplazamientos entre este viernes y el 25 de abril

La DGT recuerda que los mayores problemas circulatorios se presentarán en las salidas de los grandes núcleos urbanos y pide a los conductores que planifiquen el viaje.

el 15 abr 2011 / 10:39 h.

TAGS:

Un atasco en las conexiones de la SE-30 con la autovía de Coria del Río.

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé 14,4 millones de desplazamientos por carretera entre este viernes y el lunes 25 de abril y pondrá en marcha medidas especiales de vigilancia y regulación de la circulación para Semana Santa, que se desarrollarán en dos fases, coincidiendo la primera con este fin de semana, a partir de las 15.00 horas de este viernes, y la segunda desde el Miércoles Santo, según informa la institución.

Además del establecimiento de itinerarios alternativos, el Ministerio de Fomento pondrá en marcha una serie de medidas en las obras de renovación de las autovías de primera generación (A-1, A-2, A-3, A-4), para minimizar la afección a la circulación en estos días de desplazamientos masivos de vehículos.

Por otro lado, el mensaje de la campaña divulgativa que se emitirá en radio, Internet y que podrá verse en el nuevo canal de Tráfico en YouTube es "Aprovecha las vacaciones para practicar una conducción eficiente". Asimismo, la DGT recuerda que los mayores problemas circulatorios se presentarán en las salidas de los grandes núcleos urbanos hacia zonas turísticas de la costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales y zonas de montaña, por lo que se recomienda planificar el viaje y evitar las horas más desfavorables.

Durante la primera fase, apunta que los principales problemas circulatorios se producirán en la tarde del viernes por la tarde y el sábado por la mañana, sobre todo desde el centro de la Península a Levante y Andalucía. Además, indica que el fin de semana coincidirán los desplazamientos de largo recorrido del periodo de Semana Santa con los de corto recorrido motivados por el fin de semana.

La segunda fase comenzará a partir del mediodía del miércoles 20 de abril para todas las comunidades, excepto Cataluña que comenzará al día siguiente. A partir del mediodía del miércoles se producirán problemas circulatorios y de retención en las salidas de las grandes ciudades que se irán incrementando a lo largo de la tarde para trasladarse posteriormente a los lugares de destino.

COPA DEL REY EN MIÉRCOLES SANTO

Además, Tráfico destaca el hecho de que en la noche del miércoles se celebra el encuentro de fútbol de la final de la Copa del Rey, en Valencia, con una afluencia de 40.000 personas procedentes de Barcelona y Madrid que utilizarán en su mayoría la carretera para sus desplazamientos.

Esta segunda fase concluirá a las 24.00 horas del lunes 25 de abril con la operación retorno que se desarrollará principalmente durante el domingo y el lunes de Pascua, ya que en las Comunidades de Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y la Rioja es festivo.

Para llevar a cabo todo este dispositivo, Tráfico contará con los servicios de más de 600 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico; alrededor de 10.000 Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes de Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.

Por otro lado, se instalarán carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria en determinadas carreteras y el Ministerio de Fomento ha dado instrucciones para paralizar las obras en todas las carreteras para minimizar la afección al tráfico durante los días de la operación salida-retorno de Semana Santa.

En el caso de las autovías de primera generación, se han dictado instrucciones especiales en los siguientes tramos: en la A-1 a su paso por las provincias de Segovia y Burgos, en la A-2 a su paso por las provincias de Guadalajara y Zaragoza y en la A-3 a su paso por la provincia de Cuenca. De esta manera serán retirados los desvíos, siempre que ello sea técnicamente viable, y, en los casos que no sea posible, se reforzará la señalización, el balizamiento y las marcas viales.

  • 1