Deportes

Tranquilidad sólo aparente

Los dimes y diretes que empiezan a surgir en el diálogo para su renovación no alteran a Paco Chaparro. El optimismo es cosa de su agente, que sigue proclamando que hay un "99,99%" de posibilidades de acuerdo. En el club no lo ven tan claro tras las últimas peticiones del técnico. Foto: Javier Díaz.

el 15 sep 2009 / 03:43 h.

Los dimes y diretes que empiezan a surgir en el diálogo para su renovación no alteran a Paco Chaparro. El optimismo es cosa de su agente, José Emilio Santigosa, que sigue proclamando que hay un "99,99%" de posibilidades de acuerdo. En el club no lo ven tan claro tras las últimas peticiones del técnico.

Paco Chaparro está tan aislado del mar de información que está generando su renovación, y eso que aún no hay nada concreto, que ayer se marchó desde la ciudad deportiva a Brenes para recibir el homenaje de una peña. El técnico, que sabe cómo funciona el Betis, no piensa dar un paso en falso en este tramo tan crucial de la temporada, más para su futuro que para el equipo, y sigue pendiente de lo que decida Manuel Ruiz de Lopera. Mientras el máximo accionista se aclara, Chaparro va a lo suyo.

El caso es que el entrenador apenas abre la boca y el club también permanece callado desde que el director deportivo, Manuel Momparlet, dijo la semana pasada que Chaparro es "el candidato número uno" para dirigir el equipo la próxima temporada. El único que analiza y valora el diálogo, en el que además está interviniendo en primera persona, es el representante del técnico, José Emilio Santigosa, que ayer no dio importancia a los obstáculos que puedan ir apareciendo en la negociación.

"Estamos muy tranquilos porque las cosas van por buen camino. Poquito a poco se llega a Roma, todo seguirá al son con el que nos recibe siempre Momparlet, que tiene una relación maravillosa con nosotros", aseguró el agente en Radio Marca, donde al menos admitió que ya ha habido oferta y contraoferta: "Ellos nos propusieron una cosa, nosotros otra y la cosa está al 50%", calculó.

De 600.000 a un millón. Santigosa también negó cualquier tipo de confrontación en un asunto que tarde o temprano será clave: el pecunio. "Con las formas de pago no hay ningún problema, y de las cantidades que se está hablando... yo no entiendo esto. No sé si es barato o caro, pero el Betis quiere a Chaparro y Chaparro quiere al Betis. No va a haber ningún problema. Si los hubiera, yo no lo entendería. Creo que va a seguir en un 99,99% de posibilidades, estamos en consonancia con lo que dice el Betis", reiteró.

El representante ni mentó el millón de euros que puede haber pedido su cliente, pero sirva de matiz que la cantidad es bruta, no neta. Eso sí, fuentes del club aseguran que el trianero ya tenía más o menos apalabrado un contrato de 600.000 euros, pero esta misma semana aumentó su petición al susodicho millón y además solicitó dos años (no uno más otro opcional), con aumento incluido en caso de lograr determinados objetivos en la primera campaña. Este cambio de actitud -siempre según la versión del club- no ha gustado nada en la calle Jabugo, pero ya se sabe, es tiempo de negociaciones y filtraciones interesadas. Nadie confirma ni desmiente nada y de puertas para fuera todo es optimismo. "Nadie quiere hacer daño a Paco, lo quiere todo el mundo, desde Lopera hasta el señor de la conserjería", sentenció Santigosa.

  • 1