Local

Transgresión contra la crisis

Griñán pide a los socialistas ideas que no estén "sometidas" al interés de los mercados

el 30 nov 2012 / 20:27 h.

TAGS:

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ayer.

Salir de la crisis con ideas "transgresoras". Ese es el mandato que el presidente de la Junta y líder del PSOE-A, José Antonio Griñán, dio a los suyos para superar la recesión económica y volver a ganar la confianza del electorado. Griñán, que participó en la sesión constitutiva del nuevo patronato de la Fundación Alfonso Perales, dejó claro que los socialistas no pueden "someterse a los intereses del capitalismo especulativo y financiero". Dijo que es la hora de "transgredir lo políticamente correcto", esto es, la "obsesión por la austeridad" y por el cumplimiento del déficit. Ambas premisas forman parte, a su juicio, de una "política equivocada".


El también presidente del PSOE está convencido de que la solución a la crisis "no puede provenir de quienes la provocaron", es decir, de los bancos. Fue muy crítico con el rescate del Gobierno de Mariano Rajoy a la banca, una inyección económica que, según Griñán, repercute negativamente en los ciudadanos. "Quienes provocaron la crisis son ayudados con dinero público y esto provoca un déficit que obliga al Estado a recortar servicios públicos en sanidad o educación", advirtió. El presidente alertó de que esta crisis "nos ha puesto sobre la mesa una transferencia de las rentas de las clases medias y trabajadoras al capital financiero que es obscena y se nos dice que no hay otro camino, porque se pretende hacer creer que los culpables de la crisis son precisamente las víctimas de la crisis".


Otra de las consecuencias alarmantes de la crisis es que la igualdad "en política ha dejado de ser relevante", apuntó el presidente andaluz. Todo esto ha provocado que la gente deje de "creer en la política". Según Griñán, para combatir el "descrédito" los ciudadanos deben percibir que la política es capaz de "mejorar sus vidas".


Griñán reclamó que se vuelva a ese pacto social, hoy roto, que estableció en su día el socialismo democrático con el capitalismo, y que consistía en que se creaba riqueza que luego el Estado distribuía a través de la fiscalidad y que se traducía en una educación y sanidad públicas. El dirigente socialista abogó además por que se dé más prioridad al capitalismo productivo frente al especulativo y por que se mantenga un diálogo entre empresarios y sindicatos, hoy también roto por la reforma laboral del Gobierno de Rajoy.
Por último, el presidente andaluz insistió en que Andalucía "no puede quedarse al margen del debate" territorial abierto tras el órdago independentista de Cataluña, un envite que tildó de "plebiscito". "Andalucía tiene que estar muy presente en este debate, como lo estuvo hace años, buscando lo mejor también para España, pero sabiendo que las tensiones existen", sostuvo.

  • 1