Local

Transparencia azul

Han encontrado 90.000 pastillas de Viagra falsificadas y las han incautado, lo que supone un duro golpe a las redes de falsificación a través de internet y al mismo tiempo la demostración de que la mayoría de las actividades que rodean nuestra vida, especialmente el dinero y el sexo, son sólo placebos para engañar a la mente.

el 15 sep 2009 / 18:31 h.

Han encontrado 90.000 pastillas de Viagra falsificadas y las han incautado, lo que supone un duro golpe a las redes de falsificación a través de internet y al mismo tiempo la demostración de que la mayoría de las actividades que rodean nuestra vida, especialmente el dinero y el sexo, son sólo placebos para engañar a la mente.

Las pastillas, convenientemente analizadas, eran azules, pero contenían menos citrato de sildenafilo del patentado por la farmacéutica Pfizer, autora del retorno de los sueños a las actividades amatorias y propietaria por patente de las erecciones artificiales del mundo desarrollado.

Se produce esta incautación de falsedad azul al tiempo que la gran cumbre estadounidense de los 20 + uno, que es España, acuerda intentar mayor transparencia en las actividades económicas mundiales, como si la crisis la hubiera desencadenado la opacidad de los mercados y no el color del dinero.

Como en el espejo de Alicia, en el mundo de las maravillas cualquier realidad tiene su contraria. A la Viagra le salen sucedáneos, y al dinero, blanco o negro, le sale el color de la vergüenza que quieren ahora hacer transparente. El mundo es un engaño de color en el que las prisas nos llevan a querer acaparar en un solo tajo toda el agua que lleva el Duero. Si hacemos una presa, debemos esperar a que se llene para que vuelva a llenarse el cauce del río.

En todo esto influyen sobre todo las emociones, los sentimientos, y las ganas de ser por encima de la realidad del ser. Prolongar el sexo cuando no hay sexo responde al mismo impulso que pide anticipar la riqueza para no esperar a la riqueza.

Hoy somos, por mandato de 20 + uno reunidos en la Casa Blanca, más transparentes. Transparentes por mandato. Pero recurriremos como sea a las pastillas azules de Fierabrás para poder disponer en el momento del placer que se nos presenta postergado. Nos da lo mismo que el dinero sea falso o poco transparente. O que las pastillas azules tengan menos citrato de sildenafilo. El caso es mantenerse erecto en el dinero y millonarios en el sexo, que es lo mismo, aunque sea a causa del azul transparente. Falso, pero transparente.

Consultor de comunicación. isidro@cuberos.com

  • 1