miércoles, 14 noviembre 2018
08:18
, última actualización
Cultura

'Tras la huella de Magallanes' llega a Buenos Aires

el 05 dic 2011 / 18:48 h.

Al parecer, veinticuatro horas de viaje, pasar de un hemisferio al otro y recorrer más de 10.000 kilómetros, aunque sea en avión no son suficientes para agotar a los expedicionarios de la Ruta de Magallanes 2011.

Recién llegados a la Argentina ya tenían los ojos abiertos como platos para empaparse con las maravillas y contradicciones de una ciudad tan paradójica y desmesurada como Buenos Aires, dar buena cuenta de un copioso asado argentino, con tiempo aún para bailar unas sevillanas, y recorrer el barrio de la Boca, donde se admiraron de la singular y pintoresca belleza del origen fundacional de la ciudad porteña, y algunos hasta probaron suerte con expertos bailones de tango.

Decía Borges que ser cosmopolita no significaba ser indiferente a un país y sensible a otros, sino que significa la generosa ambición de ser sensibles a todos los países y a todas las épocas, el deseo de eternidad y de haber sido muchos..., y bien..., quién podría decir entonces que estos chicos magallánicos no sean unos auténticos cosmopolitas.

  • 1