domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Deportes

Tras la humillante derrota, borrón y cuenta nueva, no queda otro remedio

El 0-3 encajado por el Betis ante el Elche es la derrota más humillante sufrida en la historia por el equipo verdiblanco en Segunda División.

el 24 abr 2010 / 18:09 h.

Caffa, ante Willy Caballero,- Foto: Paco Puentes.

 
El Betis afrontaba una cita clave para el ascenso ante el Elche: sólo le valía ganar o ganar, pero al final acabó encajando la derrota más humillante de su centenaria historia, pues un 0-3 en casa en Segunda sólo lo había recibido un par de veces, y de eso hace muchísimos años: se lo endosó el Castellón en la temporada 1966/ 67 (en la que acabó subiendo tras una agónica promoción con el Granada) y la Real Sociedad en la 1946/47, la del descenso a los infiernos de Tercera división.

Ayer todo se torció muy pronto, pues a los 12 minutos, una preciosa combinación de Juli con Jorge Molina sólo pudo evitar Carlos García que acabara en gol cometiendo un claro penalti, que además supuso su expulsión. El pichichi Molina, que ya había marcado dos goles de penalti al Betis en la primera vuelta (ese día los verdiblancos acabaron con nueve por las expulsiones de Carlos García y Nelson) volvió a batir a Goitia y a poner al Betis contra las cuerdas, pues este equipo ha dado reiteradas muestras de ser incapaz de remontar un marcador adverso.

Los de Víctor Fernández, con todo,  aguantaron el tipo con diez y hasta pudieron empatar en un cabezazo clarísimo de Emana (34’), que remató inocentemente a las manos de Willy Caballero un buen centro de Jonathan Pereira que había recibido totalmente desmarcado. No estuvo fino el camerunés en el remate y el que sí lo estuvo fue Juli, que anotó el 0-2 justo antes del descanso tras recoger un rechace corto de Melli que clavó con un zurdazo.

Tras el descanso, Víctor recompuso otra vez el equipo: entró Rivas por Damiá y Arzu, que había ejercido de eventual central, volvió al medio campo.

A Emana (50’) le anularon el 1-2 por un supuesto fuera de juego que no fue tal (tampoco lo fue otro que pitaron a Caffa a los 8’, que le pudo dejar sólo ante el portero rival aun con 0-0) y ahí sí que murió por completo el Betis. Sólo cuatro minutos después, en el 54, Jorge Molina hacía el 0-3 y si la derrota luego no fue más humillante fue porque Ximo Navarro, Usero, Trejo y el propio Molina fallaron ocasiones muy claras para llegar a la media docena.

Hiriente y cruel. Derrota hiriente y cruel la sufrida por el Betis, la peor de su historia en Segunda división, pero en situaciones así conviene hacer borrón y cuenta nueva, pues pese a lo humillante del 0-3 todavía no hay nada perdido. El ascenso seguía anoche a un punto de distancia, y como mucho se irá hoy hasta los cuatro en el peor de los casos (si gana el Cartagena a la Real). Y todavía quedan 24 por disputar, demasiados como para arrojar ya la toalla pese a que el mal trago del sábado de Feria invite a ello. No queda otro remedio.

0 - Real Betis: Goitia; Damiá (Rivas, m.46), Melli, Carlos García, Nacho; Arzu, Mehmet Aurelio; Capi, Emaná, Caffa (Rodri, m.59); y Jonathan Pereira (Juanma, m.59).

3 - Elche CF: Willy Caballero; Martí Crespí, Samuel, Tena, Ripa; Acciari, Usero; Trejo (Esteban, m.85), Wakaso (Generelo, m.66), Juli (Ximo Navarro, m.56); y Jorge Molina.

Goles: 0-1, M.15: Jorge Molina, de penalti. 0-2, M.40: Juli. 0-3, M.55: Jorge Molina.

Árbitro: Julio Amoedo Chas (Comité Gallego). Expulsó con roja directa al bético Carlos García, al hacerle penalti a Jorge Molina en una clara acción de gol. Además, amonestó a los visitantes Usero (m.17), Trejo (m.19), Juli (m.28), Martí Crespí (m.34) y Samuel (m.69) y a los locales Jonathan Pereira (m.31), Mehmet Aurelio (m.38), Emaná (m.75), Juanma (m.88) y Rivas (m.92). Se equivoca al anular un gol a Emana (50') que pudo ser el 1-2, pues no habia fuera de juego, como tampoco lo hubo en otra jugada de Caffa a los 8', con 0-0 en el marcador.

Incidencias: Partido disputado en el Ruiz de Lopera ante cerca veinte mil espectadores, entre ellos unos trescientos seguidores del equipo visitante. Terreno de juego en buenas condiciones. Antes del encuentro se rezó un Padrenuestro por el reciente fallecimiento de Juan Antonio Samaranch.

  • 1