martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Deportes

Tras la tormenta, la calma

El roce entre Luis Fabiano y Manolo Jiménez del martes pasado quedó aparentemente superado ayer en la sesión matutina, en la que el brasileño se ejercitó con normalidad tras charlar con el técnico e incluso destacó en el partidillo de entrenamiento.

el 15 sep 2009 / 18:58 h.

El roce entre Luis Fabiano y Manolo Jiménez del martes pasado quedó aparentemente superado ayer en la sesión matutina, en la que el brasileño se ejercitó con normalidad tras charlar con el técnico e incluso destacó en el partidillo de entrenamiento.

En el entrenamiento de ayer, precisamente durante el calentamiento, Manolo Jiménez y Luis Fabiano conversaron durante un breve espacio de tiempo en el que parece que dejaron resueltas sus diferencias. Tras el enfado mutuo del martes -Jiménez por entender que su jugador no se empleaba al cien por cien y el brasileño por entender que el técnico no valoraba sus problemas-, ayer todo tomó unos derroteros más calmados. El brasileño se ejercitó con total normalidad -lo que confirma además que los problemas físicos por los que en teoría se retiró el martes, según la versión oficial, no eran graves- e incluso destacó en el partidillo final anotando varios goles.

Luego, en una aparición cargada de significado, el delantero atendió sólo a los medios del club nervionense para dar su versión de unos hechos que, en términos oficiales, no habían ocurrido. "El míster me pidió un poco más de intensidad, le dije que tenía unas molestias y me dijo que me marchara a hacer tratamiento, que no quería correr riesgo con algo más grave", explicó el internacional brasileño.

Además, para corroborar su argumento, el goleador recordó la acumulación de partidos que soporta: "Tuve un partido con la selección entre semana, volví el jueves, me entrené el viernes, jugué el sábado y, aunque descansé el domingo, son muchos encuentros y las molestias llegan, pero ahora estoy muy bien, porque por la tarde hice tratamiento". Igualmente, se lamentó por la cantidad de lesiones que está sufriendo, que le están perjudicando "mucho esta temporada".

Con todo, quiere ser optimista Luis Fabiano, que apuesta por marcar más de 15 goles esta campaña y resalta la labor realizada hasta el momento. "Estamos muy bien, el sábado intentaremos hacer un buen partido para seguir sumando. Tenemos números de Liga de Campeones, no entiendo las críticas, pero bueno, hay que seguir, porque tenemos varios objetivos marcados e intentaremos conquistarlos".

De hecho, de cara al sábado el suramericano mostró su buen ánimo. "Quiero seguir haciendo goles y darle una alegría a la afición. Hoy -por ayer- me entrené bien, me encuentro en un momento muy dulce en mi carrera, estoy muy contento de estar en el Sevilla y quiero seguir haciendo goles. El sábado tenemos un partido difícil y quiero darle una alegría a la afición".

Ya por último, valoró Fabiano que el equipo nervionense esté vivo en todas las competiciones y con posibilidades. "Seguimos vivos en todas las competiciones, creo que aún hay jugadores que fichamos que se encuentran en fase de adaptación, pero hay que valorar lo que está haciendo el equipo. Queremos seguir acreditando que seguimos siendo un buen equipo", concluyó.

  • 1