Trasladan a una juez por cerrar la tienda que le negó una devolución

El CGPJ obliga a una magistrada de Úbeda a dejar su puesto por "abuso de autoridad" contra un vendedor que no quiso cambiarle un perfume que ella creía falso.

el 02 oct 2009 / 19:06 h.

El Consejo General del Poder Judicial ha trasladado a una juez de Úbeda y la ha apartado durante un año de la carrera por precintar la tienda en la que le impidieron devolver un perfume, que creía falso. A esta falta grave se suma una segunda, pues ella misma tomó declaración al dueño, pese a ser parte implicada en el litigio.

 

El máximo órgano de Gobierno de los jueces ha entendido que la titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Úbeda (Jaén), María Dolores Barragán, ha incurrido en dos faltas muy graves por "abuso de autoridad" en el ejercicio de su labor, después de que ordenara precintar una tienda de la localidad y abriera diligencias contra su propietario porque el hombre no le quiso devolver un perfume que había comprado y que consideraba falso.

Los hechos analizados por el CGPJ se remontan a principios del presente año, cuando la magistrada acudió a un conocido autoservicio de Úbeda y compró un costoso perfume -Aire, de Loewe- que, pasado el tiempo, abierto y usado, quiso devolver porque le daba la sensación de que no era auténtico. El tendero se negó a aceptarlo porque estaba gastado parcialmente y carecía del envoltorio original.

Aprovechando que estaba de guardia en ese tiempo, al día siguiente de este episodio la juez abrió diligencias contra el comerciante, al que acusaba de un presunto delito contra la propiedad industrial. Barragán ordenó a la Policía Local que registrase la tienda y decretó el cierre de la sección de perfumería.

Los miembros del Poder Judicial consideran que esta actuación supone una falta disciplinaria muy grave, pero no la única, pues la juez, además, tomó declaración al dueño del local en calidad de imputado, pese a que ella estaba implicada en el caso, de ahí la segunda falta grave.

El TSJA ya había analizado lo ocurrido por si había un delito de prevaricación, pero quedó descartado. La magistrada ha estado de baja laboral durante varios meses y se incorporó a su puesto hace tan sólo unos días.

  • 1