Tres años de cárcel para el alcalde de La Puebla del Río por abusar del móvil oficial

La condena impide que Álvarez siga siendo candidato a la Alcaldía, le impone seis años de inhabilitación y condena a otro edil por falsedad y encubrimiento.

el 21 mar 2011 / 11:33 h.

Julio Álvarez entrando en los juzgados.
Tres años de prisión y seis de inhabilitación absoluta para ejercer cargo público por un delito de malversación de caudales públicos. Ésta es la condena impuesta por la Audiencia Provincial al alcalde de La Puebla del Río, Julio Álvarez, por gastar más de 6.000 euros en un año y medio en llamadas a una misma persona, que era una mujer vecina de la localidad. La condena implica que Álvarez ya no podrá ser candidato del PSOE a la Alcaldía.

Según explicaron fuentes judiciales, la sentencia considera probado que desde septiembre de 1999, año en el que llegó a la Alcaldía, hasta febrero de 2001 Álvarez hizo un “uso indebido de modo constante, reiterado y casi exclusivo del móvil por razones personales”. El magistrado Joaquín Sánchez Ugena, que presidió el jurado que consideró culpable al alcalde y a un ex edil, califica de “desproporcionado” el gasto que alcanzó los 6.098 euros “exclusivamente” en llamadas a los dos números de esta mujer.

Se trata de una sentencia pionera ya que, según fuentes judiciales consultadas, no existe una anterior que condene por el uso indebido de un teléfono oficial sufragado con dinero público. En este sentido, el magistrado recuerda que aunque el móvil era municipal, ello no implica que el “uso sea indisoluble” con las funciones de la Alcaldía, sino que también se puede emplear para cuestiones privadas puntuales. “Lo que convierte su uso en delictivo es el modo casi exclusivo” a una persona determinada.

El fallo también condena al ex concejal de Obras Públicas, José Carlos Benítez, a un año y de prisión por un delito de falsedad en documento privado y a ocho meses de cárcel por encubrimiento. La condena se produce después de que el jurado popular considerase que el ex edil manipuló las facturas, como él mismo reconoció en el juicio, del móvil del alcalde para impedir que fuera detectado el fraude por la oposición. Así, cortó el listado para ocultar algunas de las llamadas a los teléfonos de la citada mujer y también la duración y el coste. Por este motivo, al manipular pruebas de un delito que él conocía, se le condena por encubrimiento, aunque no tendrá que ingresar en prisión al ser una pena de menos de dos años. También le impone inhabilitación durante el tiempo de la condena.

La sentencia implica por un lado que Álvarez, tras la reforma de la Ley Electoral, tendrá que dejar de ser el candidato socialista a la Alcaldía, pese a que el fallo aún no es firme, pues lo puede recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. No obstante, el PSOE no quiso pronunciarse ayer hasta que no conozca “de manera oficial” la sentencia.

La Fiscalía pedía para el alcalde, que en el juicio sostuvo que llamaba a esa mujer para ayudarla porque tenía problemas, cuatro años y nueve meses de prisión; mientras que el abogado del Partido Independiente de La Puebla y de un ex concejal de IU, Emilio Lechuga, solicitó tres años y nueve meses. La sentencia recoge la atenuante de reparación del daño, ya que Álvarez devolvió los 6.098 euros.

  • 1