Local

Tres años y dos juicios después...

el 21 ene 2012 / 20:20 h.

TAGS:

Marta del Castillo salió el 24 de enero de 2009 a las 17.30 horas de su domicilio en el número 3 de la calle Argantonio. La última persona que la vio fue un amigo en el Puente de Triana sobre las 20 horas. Minutos después entraba en el piso de León XIII acompañada por Miguel Carcaño. Todo lo que ocurre a partir de ahí es una incógnita. Según los jueces, Miguel mató a Marta de un golpe y luego se deshizo de su cuerpo con ayuda del Cuco. No hay pruebas que impliquen a Samuel Benítez, Javier Delgado y María García, según los jueces. El martes se cumplen tres años de este fatídico día, en el que su familia reclamará Justicia en una manifestación. Mientras en Camas la Policía abordará una nueva búsqueda en otro intento de devolver a los padres el cuerpo de aquella chica de 17 años.
el último día de marta

Quedó con Miguel para hablar con él
Miguel fue a recoger a Marta a su casa porque tenía algo que aclarar con él, al parecer unos comentarios que había hecho sobre ella en internet. Juntos se fueron hacia una plaza en la que había varios amigos, entre ellos el Cuco. Sobre las 19.15 horas se dirigieron con la moto de Miguel hacia Triana, donde Marta había quedado con un amigo. Sobre las 19.55 horas se marcharon al piso de León XIII. Ahí se pierde su rastro, pues poco después ya no contestaría a las llamadas a su móvil. Sus padres comenzaron a buscarla pasadas las 22.00 horas, extrañados de que no respondiera. Esa misma noche denunciaron la desaparición y fueron varias veces a León XIII, primero el padre y luego los amigos.

20 días sin marta
España se vuelca para encontrarla
Al día siguiente, la familia acudió a la prensa y comenzó a llenar toda Sevilla con la cara de la joven. Rápidamente, la desaparición de Marta era conocida en todo el país, en gran parte, gracias a las redes sociales. La Policía comenzaba una investigación que acabaría convirtiéndose en una de las más complicadas. La familia convocó varias manifestaciones para pedir la vuelta de Marta a casa, mientras los investigadores trabajaban con la hipótesis de que la menor había vuelto a casa, pues varios testigos afirman que la vieron sobre las 21.30 horas en su portal. Aún así, el cerco a Carcaño se estrechaba.
las detenciones

Miguel confiesa y se pierde la esperanza
El 13 de febrero de 2009, la Policía llevó a cabo la primera detención, la de Miguel Carcaño , tras haber encontrado sangre de Marta en la chaqueta que el joven vestía aquella noche. Tras un largo interrogatorio, acabó confesando que había matado a Marta golpeándola con un cenicero, y que luego tiró su cuerpo al río Guadalquivir con la ayuda de un amigo, Samuel Benítez. La Policía detuvo al joven horas después, confesando ambos la participación de un tercero:el Cuco. El que fuera entonces menor, fue detenido el 15 de febrero. En su confesión implicó al hermano de Miguel, Javier Delgado, que fue detenido al día siguiente. Según cuenta el Cuco, cuando llegó al piso Delgado estaba junto al cuerpo, ya envuelto, y le amenazó con que le ocurriría algo a su familia si contaba lo ocurrido. Delgado negó su participación, pero aún así el juez decretó su ingreso en prisión, al igual que la de Miguel y Samuel. Éste, se retractó ante el juez, asegurando que había confesado por presiones policiales. El Cuco ingresó en un centro de menores. La quinta implicada, María García, fue detenida el 14 de abril. La hipótesis de que el cuerpo se sacó de madrugada cobra fuerza y ella misma se sitúa en el piso a esa hora.las búsquedas

El río, el vertedero y en parajes de Camas
La confesión de Miguel hizo que durante un mes se buscase el cuerpo de Marta con un impresionante despliegue de medios técnicos y humanos. Desde la pasarela de Camas se buscó hasta la presa de Alcalá del Río, y también hasta la desembocadura en Sanlúcar de Barrameda. Buzos, perros holandeses, un rastrillo gigante construido especialmente para esta búsqueda, nada sirvió para encontrar a la joven. Pero cuando ya se daba por terminado el rastreo, Miguel confesó que había tirado el cuerpo a un contenedor. La búsqueda se trasladó al vertedero de Montemarta-Cónica, donde llega toda la basura de Sevilla. Se removieron toneladas de residuos durante un mes, sin éxito. En septiembre de 2009, los agentes buscaron a Marta en una zanja de Camas donde, según la que era entonces novia de Miguel, podía haber sido enterrado el cuerpo. Tampoco se encontró ni una pista de la joven y la familia logró que se rastreara también otra zona cercana. Ahora, el instructor ha ordenado una nueva búsqueda en Camas, en un arroyo en la Ruta del Agua. No obstante, el juez mantiene una pieza separada para continuar con la búsqueda y en estos tres años la Policía ha comprobado numerosas pistas.
las versiones

Miguel confiesa que él y el Cuco la violan
Miguel ha ofrecido hasta cinco versiones distintas en sus numerosas declaraciones. Un mes después de confesar que la mató de un golpe y la tiró al río, Carcaño sorprendió con un relato totalmente radical. El 16 de marzo contó que él mantuvo relaciones consentidas con Marta, tras lo que el Cuco la violó, al negarse ella a acostarse con él. Luego el menor la estranguló. Sin embargo, al día siguiente reconoció que él también violó a la joven y que luego ayudó al Cuco a estrangularla. Entre los dos, la tiraron a un contenedor, sacando de la escena a Samuel. Ya en septiembre de 2009, Miguel volvió a recuperar parte de su versión, asegurando que la mató de un golpe con el cenicero, pero ahora aseguraba no saber dónde está Marta porque se la llevó Samuel con la ayuda de su tío. Ya en el juicio, contó lo mismo, pero dijo que Samuel llegó con un coche y que él y el Cuco se llevaron a Marta a un lugar que desconoce.
en libertad

Tras un año sólo Miguel seguía en prisión
Javier Delgado fue el primero en salir de prisión. Lo hizo el 20 de mayo de 2009, tres meses después de ingresar. Su abogado había pedido varias veces su libertad, pero se la denegaron, hasta que el juez decidió dejarlo en libertad provisional. Samuel lo haría el 10 de diciembre de 2009, diez meses después, por orden de la Audiencia. El Cuco permanecería nueve meses en un centro de menores, hasta noviembre de 2009, y luego pasó, por petición del fiscal, a un piso tutelado.
el proceso

Jurado o profesional, un parón de un año
El juicio de Marta del Castillo podría haberse celebrado un año antes. El cambio de declaración de Miguel hizo que el caso, que iba ser juzgado por un jurado, cambiara para pasar a manos de un tribunal profesional porque el delito de violación no es competencia del jurado. Sin embargo, entre tanto, el Tribunal Supremo cambió la jurisprudencia, de tal manera que el juez instructor acordó que el caso fuera con jurado, pese a la violación. Al llegar la causa al que sería el magistrado presidente del jurado, en septiembre de 2010, decidió que no podía ser por jurado, pese al cambio del Supremo. Se consultó al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que tardó meses en decidir que lo juzgara un tribunal profesional.

El juicio del cuco
El menor fue juzgado hace justo un año
El 24 de enero de 2011, a los dos años del crimen, comenzaba el juicio del Cuco. En el mismo, se citó como testigos a los otros implicados en el proceso, y todos se acogieron a su derecho a no declarar al ser coimputados. La vista fue a puerta cerrada y los padres intentaron evitar el doble juicio, planteando su inconstitucionalidad. El Cuco se enfrentaba a seis años de internamiento.

Primera sentencia. El Cuco sale absuelto de la violación
El juez de Menores condenó al Cuco a dos años y once meses de internamiento, más un mes de libertad vigilada, por un delito de encubrimiento, pero lo absolvió de la doble violación y del asesinato porque no se ratificó ante la Fiscalía de Menores esa versión de Miguel, culpando al Cuco de los citados delitos. Además, cree que los restos de ADN del Cuco mezclados con los de Marta sólo demuestran que el joven estuvo en el piso esa noche y en contacto con el cadáver. La Audiencia confirmó la sentencia, pero le condenó además a pagar más de 416.000 euros por los gastos de la búsqueda en el río.

El juicio de los adultos. Un mes y medio y un centenar de testigos
El juicio a los cuatro adultos comenzaba el 17 de octubre de 2011. Con la sentencia del Cuco ya firme, en la sala de vistas todos los acusados negaron saber dónde está Marta, incluido el Cuco, que acudía como testigo. La sorpresa del juicio fue el taxista que, pasado el ecuador del mismo, acudió a la Policía para contar que pasada la medianoche del 25 de enero llevó a Javier desde Luis Montoto a León XII. El testigo sorpresa declaró tras aprobarlo el tribunal. Tras un mes y medio, y un centenar de testigos la vista se cerraba con Miguel Carcaño pidiendo perdón a los padres de Marta del Castillo. Carcaño se enfrentó a 52 años de cárcel, su hermano a ocho años y Samuel y María a cinco.


Segunda sentenciaMiguel condenado y los otros absueltos

La semana pasada la Audiencia Provincial daba a conocer su sentencia: 20 años por asesinato para Miguel Carcaño, el resto absueltos. Los magistrados consideran que "no hay pruebas suficientes" contra los tres acusados que se sentaron en el banquillo como encubridores. Además, dan por válida la versión del golpe con el cenicero, pero, a diferencia del juez de Menores, estima que sacaron a Marta del piso sobre las 22.15 horas y no de madrugada. Además, no le reclama a Miguel los gastos de la búsqueda, aunque se le podrán reclamar en las costas.
españa pide justicia

Protestas contra la última sentencia
La sentencia sentó como un jarro de agua fría a la familia, que ya ha anunciado que la va a recurrir ante el Supremo. Los padres criticaron duramente la decisión judicial, lamentando que algunas pruebas no hayan sido valoradas. Por ello, el martes, coincidiendo con el tercer aniversario han convocado una manifestación que partirá a las 18.00 horas de la Plaza Nueva. Numerosas ciudades del país se han unido a la convocatoria.

  • 1