Local

Tres aves rapaces españolas figuran entre las 56 más amenazadas del planeta

Once de estas rapaces están catalogadas "en peligro crítico de extinción".

el 07 oct 2009 / 13:33 h.

TAGS:

El águila imperial, el alimoche y el cernícalo primilla, tres rapaces que viven en España, figuran entre las 56 más amenazadas del planeta, según se ha destacado hoy en la conferencia que la Alianza para la Conservación de las Águilas (ECA, en sus siglas en inglés) celebra en Aínsa (Huesca).

Lloyd Kiff, de la Peregrine Fund, de Estados Unidos, ha explicado en esta conferencia, organizada por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) con la colaboración del Gobierno de Aragón, que la ECA ha catalogado 56 especies de rapaces que están en peligro de extinción en el planeta.

Once de estas rapaces están catalogadas "en peligro crítico de extinción" -la máxima categoría de riesgo-, otras 14, "en peligro" y las 31 restantes se consideran "vulnerables".

Según este catálogo, el alimoche está considerada una especie en peligro de extinción mientras que el águila imperial ibérica y el cernícalo primilla se consideran "vulnerables".

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno aragonés, Alfredo Boné, quien ha inaugurado estas jornadas, en las que participan unos 70 científicos de veinte países, ha subrayado la importancia de preservar las grandes rapaces, que ha definido como "los grandes reyes de nuestros cielos".

Boné ha recordado los esfuerzos que el Gobierno de Aragón desarrolla desde hace dos décadas para evitar la extinción del quebrantahuesos y ha apostillado que "estamos alcanzando ese gran sueño que tuvimos en Aragón en los años noventa de que el quebrantahuesos no se extinguiera".

Ha recordado, en este sentido, que la colaboración entre el Ejecutivo aragonés y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) ha dado sus frutos y hoy existen en Pirineos casi el doble de las 36 parejas de este ave carroñera censadas hace dos décadas.

Boné ha subrayado que ahora es necesario perseguir "otro sueño" que se debe de afrontar de forma global y es que "en 2010 se frene, de verdad, la pérdida de biodiversidad, no sólo en Aragón, sino en todo el mundo; ése es uno de tantos retos, como el del cambio climático, que tiene ahora la humanidad".

  • 1