Deportes

Tres buenas noticias y una regular

Por una vez en la temporada, Paco Chaparro puede estar satisfecho con el parte médico de su plantilla, ya que a lo largo de las tres próximas semanas irá recuperando a tres de sus hombres más importantes. Primero volverá Juanito, luego le tocará a Capi y el último, por fin, será Edu. La mala nueva es que Emaná es duda.

el 15 sep 2009 / 23:11 h.

Por una vez en la temporada, Paco Chaparro puede estar satisfecho con el parte médico de su plantilla, ya que a lo largo de las tres próximas semanas irá recuperando a tres de sus hombres más importantes. Primero volverá Juanito, luego le tocará a Capi y el último, por fin, será Edu. La mala nueva es que Emaná es duda.

La mejor manera de ganar en fútbol, salvo excepciones, es contar con los futbolistas más cualificados de la plantilla. Desgraciadamente para el Betis, hasta ahora no ha dispuesto de todos ellos al mismo tiempo en toda la temporada, pero eso puede cambiar de aquí a unas tres semanas, el último plazo que se calcula para la reaparición de Edu.

Antes que él, Paco Chaparro recuperará al hombre cuya ausencia equivale a derrota, Juanito, y al futbolista que más echa de menos, Capi.

La mejor noticia, por inmediata, es la recuperación de Juanito. El capitán, que se perdió la catastrófica visita al Bernabéu por la lesión muscular que sufrió ante el Barcelona, ha evolucionado maravillosamente y ya participó con el grupo en medio entrenamiento.

Su pronóstico es que ya trabajará "con absoluta normalidad" y que el domingo, "si no hay ningún contratiempo", estará listo para medirse al Villarreal.

Capi será el siguiente. Ausente desde el 18 de enero, el camero está a punto de entrenarse con los demás y su reaparición se prevé para la visita al Mallorca, la próxima semana. "La evolución del tobillo es buena", explicó el doctor Tomás Calero.

La cara positiva del parte se completa con Edu, que fue revisado en Madrid por el doctor Sakari Orava y el director médico de la Federación Española de Atletismo, Juan Manuel Alonso.

"Le han dado un alta médica parcial. Empezará a jugar con el equipo en los entrenamientos, pero necesitamos diez o doce días para hacerle unas pruebas isocinéticas y valorar su el músculo está al cien por cien. En tres semanas podrá competir por un puesto con los compañeros", detalló Calero.

No todo iba a ser de color rosa en el parte verdiblanco. Emana no se presentó en el entreno del miércoles y la razón es que estaba ingresado en la Clínica de Fátima. Padece un proceso infeccioso en la garganta, el segundo problema de este tipo que sufre en el último mes, así que el médico se puso "un poco en alerta" y lo mandó a un especialista a que le hiciese unas pruebas para prevenir otras patologías.

Lo que tiene es "más importante" que las recientes faringoamigdalitis de Sergio García o Xisco, pero el médico no llegó a descartarlo para este domingo e incluso dijo que puede tener el alta este mismo jueves.

  • 1