lunes, 10 diciembre 2018
10:09
, última actualización
Economía

Tres de cada cuatro pueblos de Sevilla logran bajar el paro

El mercado laboral de 2014 en la provincia sitúa a Los Corrales y Pedrera con los principales descensos entre 77 localidades y Las Navas de la Concepción y Pruna encabezando las 28 alzas.

el 14 ene 2015 / 09:00 h.

TAGS:

Tres de cada cuatro pueblos de la provincia de Sevilla, incluida su capital, lograron reducir el número de parados registrados al cierre de 2014, mejorando así la proporción de uno de cada tres que arrojaba el ejercicio laboral de 2013 y constatando cierta pero aún lenta mejoría en el mercado de trabajo. Un grupo de personas espera para realizar trámites en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo en el barrio de Triana. / JAVIER CUESTA Un grupo de personas espera para realizar trámites en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo en el barrio de Triana. / JAVIER CUESTA En concreto, 77 municipios, encabezados porcentualmente por Los Corrales y Pedrera, fueron los que consiguieron recortar la cifra de vecinos sin ocupación, según consta en las estadísticas desagregadas de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) difundidas ayer. En el lado contrario, 28 pueblos, liderados en este caso por Las Navas de la Concepción y Pruna, acentuaron esta negra sangría. Eso sí, sobre los fríos datos, hay que tener en cuenta que, en municipios pequeños, cualquier alza o bajada dispara o desploma tales porcentajes. Con esta precisión sobre la mesa y con un promedio provincial de reducción del desempleo de apenas el 2,99 por ciento en 2014, hasta 243.296 sevillanos buscando trabajo y sin encontrarlo –se dejó atrás una de esas barreras que llaman psicológicas: el cuarto de millón de personas–, Los Corrales cosechó el 25,9 por ciento menos de parados, con 206 contabilizados por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), y Pedrera hizo lo propio en un 21,34 por ciento, para quedar en 328. Junto con ambas localidades, por encima de los dos dígitos de bajada del paro se colocaron Alcolea del Río (con un -18,57 por ciento), El Madroño (-15,38 por ciento), Albaida del Aljarafe (-13,46 por ciento), Burguillos (-12,02 por ciento), Carrión de los Céspedes (-11,68 por ciento), El Rubio (-11,16 por ciento), El Real de la Jara (-10,80 por ciento), Almadén de la Plata (-10,58 por ciento), El Pedroso (-10,5 por ciento) y Marchena (-10,48 por ciento). Entre las grandes ciudades, en la hispalense afloró un recorte del paro del 2,22 por ciento, inferior al promedio de la provincia, hasta 86.422 vecinos sin trabajo, mientras que Dos Hermanas reveló el porcentaje mayor de caída dentro de este desglose, un 4,49 por ciento, con 18.593 nazarenos desempleados. El descenso se limitó al 1,01 por ciento en Alcalá de Guadaíra, hasta 11.590 parados, siendo del 3 por ciento para Utrera (hasta 8.297 vecinos). Por el lado de las negras subidas, Las Navas de la Concepción mostró un 24,18 por ciento de aumento, si bien es cierto que el volumen global fue de 113. Por encima del 10 por ciento estuvieron Pruna (13,57 por ciento), Isla Mayor (12,01 por ciento), Badolatosa (11,85 por ciento) y, por último, Guadalcanal (con el 10,4 por ciento de alza). cuadros pueblos paroAl cruzar las cifras del SAE con las del padrón municipal elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), no cabe una conclusión certera de que el crecimiento poblacional lleve aparejado irremediablemente un incremento del número de vecinos sin trabajar o a la inversa. En efecto, el desempleo bajó en la capital y también lo hizo su población, en Los Corrales se recortó con fuerza el paro y su número de habitantes descendió aunque sólo levemente, en Pedrera creció la cifra de vecinos y cayó la de quienes no tenían ocupación laboral o en Las Navas de la Concepción se registraron menos residentes y, a la vez, más sin puestos de trabajo. A enero de 2015 el padrón provincial arrojaba 1.941.355 habitantes, con 800 menos (o un -0,04 por ciento) que a comienzos de 2014, mientras que el paro al cierre del año pasado se cebaba sobre 243.296 sevillanos, el 2,99 por ciento menos que a finales de 2013. Sobre la evolución del mercado laboral para Sevilla hay que tener en cuenta también que los beneficiarios del subsidio agrario, vinculado al antiguo PER y que se cobra en las comunidades andaluza y extremeña, quedan excluidos de la consideración estadística de parados según la metodología nacional del SEPE. A 30 de noviembre pasado –es el último dato disponible–, eran 30.100 los trabajadores eventuales del campo que recibían esa prestación, y justo un año antes ascendían a 31.100. Si comparamos el paro de finales de 2007, cuando estalló la crisis económica, con el de 2014, el año de la recuperación –o al menos en los indicadores macroeconómicos–, de los 105 pueblos de la provincia sólo Marinaleda muestra un recorte, en concreto del 10 por ciento, mientras que 71 duplicaron con creces sus desempleados, y de ellos diez superaron el 200 por ciento, con Aznalcázar (un 255,3 por ciento) a la cabeza. DESEMPLEO TRIANA Más en los mayores y menos entre los jóvenes de la capital De los 86.422 parados registrados en las oficinas del SAE en la capital hispalense, 47.079 eran mujeres (54,47 por ciento) y 39.343 (un 45,53 por ciento) eran hombres. Mientras que entre los primeros el desempleo se redujo el 4,51 por ciento en un año, entre las segundas el recorte apenas fue de dos décimas (el 0,22 por ciento). Por edades, afloró un incremento de los parados entre los sevillanos mayores de 45 años (pasaron de 37.254 a 38.336), mientras que descendió entre los menores de 25 años (de 8.478 a 8.016) y para la horquilla que va de 25 a 45 años (de 42.653 a 40.070). Del volumen total de personas sin trabajo en la ciudad a 31 de diciembre de 2014, un  62,18 por ciento procedía del sector servicios, 9,63 por ciento arrojaba la construcción, 6,1 por ciento mostraba la industria y 1,70 por ciento pertenecía a la agricultura, mientras que al colectivo sin empleo anterior le correspondía el 14,39 por ciento. Un año antes, los porcentajes respectivos eran: 67,45 por ciento, 10,44 por ciento, 6,80 por ciento, 1,50 por ciento y 13,84. El desempleo registrado en la capital se recortó en todas las actividades económicas a excepción de la agricultura. Más indefinidos en la ciudad que en las áreas rurales El 93,87 por ciento de los contratos firmados en el mes de diciembre pasado en la capital hispalense fueron temporales (26.082) frente al 6,13 por ciento (1.702) que fueron rubricados con carácter indefinido (contratos nuevos o conversiones en indefinidos de temporales), según consta en las estadísticas oficiales del SAE. De las 27.784 relaciones laborales alcanzadas entre empresa y trabajador, el grueso la acaparó la principal actividad económica de la ciudad, los servicios, con 22.385 contratos, mientras que al sector de la construcción correspondieron 1.878, otros 1.871 a la agricultura y 1.650 a la industria. 14.512 contratos correspondieron a hombres y 13.272 a mujeres, siendo el número de contratos indefinidos muy parecido para unos y otras: 886 y 816 respectivamente. En el conjunto de la provincia de Sevilla en diciembre pasado –mes marcado por la temporalidad del comercio, la hostelería y la restauración por las fechas navideñas– se rubricaron 77.106 (el 36 por ciento en la capital). De estos, sólo el 3,25 por ciento se firmaron con carácter indefinido, porcentaje muy inferior al de la capital hispalense, circunstancia que en parte se explica por la menor presencia de eventuales del campo.

  • 1