Deportes

Tres derrotas en cuatro partidos, hay motivos para la preocupación en el Sevilla

El Sevilla llegó a tener al Barça a un punto cuando le ganaba 2-1 hace tres partidos. Ahora lo tiene a once.

el 28 oct 2012 / 18:38 h.

Se le está complicando al Sevilla este transcurrir liguero, que tuvo su clímax con los dos triunfos seguidos ante Real Madrid y Dépor en las jornadas 4 y 5 que dispararon el entusiasmo en la hinchada, pues se le veía un empaque, carácter y arrojo al equipo hace tiempo desconocidos. Los de Míchel parecían haber cogido velocidad de crucero y a falta de dos minutos le ganaban 2-1 al Barça en la sexta jornada, tras otra exhibición de casta, coraje y poderío... hasta que apareció el teatrillo de Cesc, la picada de Medel y el silbato sibilino de Lahoz. En dos minutos de infausto recuerdo el Barça le dio vuelta a ese 2-1 y el Sevilla, en apenas tres partidos, ha pasado de estar a un punto de los culés (de haber ganado ese día) a tenerlos a once, pues a la derrota ante el Barça hay que sumar otras dos en Vigo y Zaragoza (tres en los cuatro últimos partidos) que lógicamente empiezan a sembrar la preocupación en el sevillismo.

Y es normal que haya preocupación entre la hinchada porque en los dos últimos partidos la línea defensiva ha dado muestras de una endeblez desconocida, porque en ataque todo se reduce a la inspiración goleadora de Negredo –ayer negado– pese a los innegables esfuerzos de Navas por acarrear balones que rara vez encuentran rematador (sigue con cero goles y asistencias), porque la baja de Trochowski ha sido un palo de grandísimas dimensiones –ocho meses mínimo– y porque José Antonio Reyes no está y muy pocos son ya los que lo esperan, después de que Míchel lo haya dejado fuera de dos convocatorias seguidas pese a sus palabras cargadas de ánimo y comprensión paternal.

Los crudos números dicen que este Sevilla de Míchel tiene, tras 9 partidos, tres puntos menos (14) de los que sumaba el año pasado con Marcelino (17), que precisamente empezó su declive en el partido de Liga número diez tras una increíble derrota en casa ante el colista Granada (1-2): de sumar 17 puntos en 9 partidos pasó a embolsarse sólo 9 en los 13 siguientes, lo que provocó la destitución del técnico asturiano y la llegada de Míchel, renovado pese a no cumplir objetivos y por ello con la presión añadida de no poder permitirse descuidos graves como este ante el Zaragoza de... Manolo Jiménez.

En Twitter @pepelias17

  • 1