Local

Tres detenidos por la muerte de un subsahariano en Almería

La Guardia Civil ha detenido a tres marroquíes por su presunta relación con la muerte a puñaladas de un subsahariano de 24 años en La Mojonera (Almería), que ha amanecido en calma tras los disturbios que siguieron al homicidio, en los que hubo tres arrestados por alteración del orden.

el 15 sep 2009 / 19:32 h.

TAGS:

La Guardia Civil ha detenido a tres marroquíes por su presunta relación con la muerte a puñaladas de un subsahariano de 24 años en La Mojonera (Almería), que ha amanecido en calma tras los disturbios que siguieron al homicidio, en los que hubo tres arrestados por alteración del orden.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han informado a EFE de que durante la madrugada fue apresado el presunto autor de la muerte del hombre, así como otros dos varones relacionados con el homicidio, todos ellos de nacionalidad marroquí.

Los tres detenidos y el ahora fallecido -al parecer natural de Mali- mantuvieron un enfrentamiento pasadas las 21:00 horas de ayer en las inmediaciones de la plaza Príncipe Felipe.

Tras la pelea se originó una reyerta por las calles de la localidad en la que participaron al menos una veintena de ciudadanos magrebíes y subsaharianos, que arrojaron piedras contra los coches, forzaron el cierre de locutorios, vaciaron contenedores y prendieron fuego a varios vehículos, ha informado a EFE una portavoz del 112.

A consecuencia de estos disturbios, que se produjeron en el lugar del homicidio y en la calle Solera, situada en las cercanías, tres vehículos quedaron calcinados y dos establecimientos comerciales, al menos uno de ellos regentado por magrebíes, sufrieron cuantiosos desperfectos, según pudo comprobar EFE en el lugar de los incidentes.

La Guardia Civil, que desplegó en La Mojonera un amplio dispositivo que, tras varias cargas, pudo contener a los alborotadores a primera hora de la madrugada, detuvo a tres hombres naturales de Costa de Marfil y de Guinea Bissau por alteración del orden público.

Durante toda la madrugada, numerosos agentes han permanecido en esta localidad del poniente almeriense, a unos treinta kilómetros de la capital, que ha despertado en aparente calma tras los incidentes, que no han dejado heridos.

  • 1