jueves, 17 enero 2019
01:21
, última actualización
Deportes

Tres dudas y un mensaje de Gordillo para los béticos

Fabricio, Iriney y Pereira están tocados. "No debemos ser una afición fría", dice el presidente de la Fundación.

el 23 mar 2012 / 12:10 h.

El empate contra el Espanyol ha dejado más consecuencias aparte del trauma que supone perder dos puntos en el tiempo extra. Hay varios lesionados, además importantes, y Pepe Mel no sabrá hasta última hora si puede contar con ellos. Son Fabricio, Iriney y Jonathan Pereira. El guardameta tiene una artritis postraumática en el tercer y cuarto dedos de la mano izquierda, el mediocampista sufre un esguince en su tobillo izquierdo y el atacante, por último, padece una sobrecarga en el bíceps femoral izquierdo.

También hubo novedades entre los canteranos. Sergio y Álex Martínez trabajaron con el primer equipo pero Pozuelo, que falló en el origen de la jugada del 1-1, retornó al filial. La plantilla se ejercita hoy por la tarde (18.00 horas) en el estadio.

El parte de posibles bajas no fue la única noticia del entreno del viernes. En la ciudad deportiva estuvo el presidente de la Fundación, Rafael Gordillo, que habló luego de la presión que tiene el equipo y, sobre todo, pidió al beticismo que no falle a la final de mañana ante el Racing. Fue interesante lo que dijo, ya que envió un recado a la hinchada. "Tenemos que animar y estar todos juntos. Mientras vayamos 0-0 no debemos ser una afición fría que haga que el jugador falle pases o se ponga nervioso", advirtió. "Entre todos tenemos que influir en el resultado. La afición comprende la magnitud e importancia del partido y seguro que va a responder como siempre", añadió.

El expresidente del club también se refirió a la presión que pueden sentir los hombres de Mel. "Es una presión fuerte. Cuando eres futbolista, hay algunos que la soportan mejor que otros. Ahora tenemos futbolistas jóvenes y otros que juegan su primer año en Primera", dijo.

  • 1