Local

Tres esquiadores muertos por un alud en la estación de esquí de Formigal

Tres esquiadores que se encontraban fuera de las pistas marcadas en la estación de esquí de Formigal (Huesca) fallecieron atrapados por un alud que se produjo en torno a las 10.30 horas en la zona de Anayet de este centro invernal.

el 14 sep 2009 / 22:15 h.

TAGS:

Tres esquiadores que se encontraban fuera de las pistas marcadas en la estación de esquí de Formigal (Huesca) fallecieron atrapados por un alud que se produjo en torno a las 10.30 horas en la zona de Anayet de este centro invernal.

Dos de los esquiadores procedían del País Vasco y el tercero, Miguel Ángel Rodríguez, era un trabajador de la estación invernal, informaron fuentes de la Sociedad Montañas de Aramón que gestiona las pistas de esquí.

Los cuerpos de las víctimas, Íñigo Enrique Z.G., de 37 años, nacido en San Sebastián y vecino de Vitoria, Daniel O.E., de 36 años y vecino de San Sebastián, y Miguel Ángel Rodríguez, de Zaragoza y 32 años, han sido trasladados al hospital de Jaca para practicarles la autopsia, según explicó a los medios el teniente jefe de la sección de Montaña de Jaca de la Guardia Civil, Pedro Garijo.

Antes de su intervención, el director de la estación invernal, Francisco Bono, leyó un comunicado en el que facilitó la identidad de las víctimas y subrayó que los tres, esquiadores, se encontraban fuera de pistas, el empleado de Aramón realizando labores propias de la estación.

Fue un grupo de esquiadores que también se encontraba fuera de pistas el que alertó de la avalancha, que se produjo en una zona denominada "Garmo La Mina" en el paraje de Anayet.

Según Bono, las copiosas nevadas de las últimas 24 horas y que habían provocado los avisos de la estación sobre el riesgo de aludes podrían haber sido la causa de la avalancha.

Informó de que esta tarde el personal de Aramón está recopilando toda la información de que se dispone, lamenta profundamente este suceso y se solidariza sinceramente con los familiares de las víctimas.

El teniente jefe de la sección de Montaña de Jaca de la Guardia Civil precisó que una vez recibido el aviso, sobre las 10:40 horas, se movilizaron efectivos de la Guardia Civil y el 112 de Protección Civil.

En la búsqueda participaron más de 15 guardias civiles de las unidades de Benasque, Boltaña y Panticosa, los primeros en llegar junto con los servicios de seguridad de la estación, y que llevaban dos perros de detección especializados en aludes.

También tomaron parte efectivos de Jaca y Tarazona que se encontraban por la zona, además de dos helicópteros de la Guardia Civil, uno con base en Huesca y otro en Logroño.

Garijo destacó que fue una intervención "rápida y eficaz" que permitió localizar en una hora y con la ayuda de los perros a la primera de las víctimas.

El esquiador fue trasladado hasta la UVI móvil de Sabiñánigo, ubicada en el aparcamiento de Anayet, donde se le practicaron las labores de reanimación sin éxito.

La segunda víctima fue localizada mediante sondeos de avalancha y la tercera, que se encontraba a una profundidad que dificultó mucho el rescate, fue encontrada gracias a un aparato de búsqueda de personas en avalancha.

El portavoz de los efectivos de rescate, quien informó de que se están investigando las causas del suceso, pidió "respeto y cuidado en la montaña" y recordó que en las dos últimas noches ha caído mucha nieve que no está compacta y por tanto no es recomendable esquiar fuera de pistas porque "el monte no está en sus mejores condiciones".

  • 1