Local

Tres fallecidos al incendiarse dos casas en Tíjola (Almería) y Cádiz

Un brasero de leña encendido y un sillón eléctrico, focos de ambos fuegos. En Tíjola murió un matrimonio mientras dormía y en Cádiz un hombre discapacitado quedó carbonizado en el sillón.

el 24 ene 2011 / 21:05 h.

TAGS:

Policías y efectivos de la funeraria sacan el cadáver del hombre discapacitado que resultó carbonizado en su casa de Cádiz.
Tres personas fallecieron ayer en dos incendios ocurridos en viviendas de Tíjola (Almería) y la capital gaditana.
Una fuga en el respiradero de la chimenea parece estar detrás del fuego registrado en Tíjola, en el que falleció por intoxicación de humo un matrimonio -Pedro M.M., de 65 años y Antonio P.I., de 58- que se encontraba durmiendo en la vivienda. El foco del incendio de Cádiz, en el que murió un hombre de 53 años discapacitado, se sitúa en un sillón automático conectado a la red eléctrico en el que estaba sentada la víctima, que resultó carbonizada.

 

Según las primeras investigaciones, la pareja de Tíjola dejó el brasero de leña encendido antes de irse a dormir para caldear la vivienda ante las bajas temperaturas registradas en la localidad en los últimos días. Fue una de las cuatro hijas del matrimonio, afincado en Tíjola desde hace tres años pero natural de Murcia, quien dio el aviso sobre las 10.30 horas, ya que ella misma pasó la noche en otra habitación que se vio afectada. También estaba en la casa el nieto del matrimonio, de 5 años, que fue trasladado a un centro sanitario aunque su situación no reviste gravedad.

Los servicios sanitarios, desplazados hasta el lugar junto a la Guardia Civil, los Bomberos de Albox y Policía Local, certificaron allí mismo la muerte del matrimonio por los gases provenientes de la estufa.

En el incendio de Cádiz, que afectó al tercer piso del número 33 de la calle Columela, la Policía Local recibió el aviso sobre las 12.15 horas del mediodía. El fuego afectó a la sala de estar de la vivienda, donde se encontraba la víctima, A.A.G., próximo a cumplir los 53 años y que necesitaba silla de ruedas para desplazarse debido a su discapacidad. Cuando los Bomberos llegaron al lugar, la puerta del piso se encontraba abierta y no había nadie más en la vivienda. Hallaron a la víctima sentada en un sillón automático conectado a la corriente eléctrica en el salón de la casa. El fuego estaba confinado en dicho asiento y había producido gran cantidad de humo negro por la combustión del material, propagándose por la vivienda, que apenas tenía ventilación.

En el operativo intervinieron siete bomberos con dos vehículos que emplearon 200 litros de agua en la extinción de las llamas. Posteriormente, procedieron a ventilar la zona con la ayuda de un turboventilador. Un bombero tuvo que ser atendido al verse afectado por inhalación de humos.

No son los únicos incendios registrados ayer en Andalucía aunque en los demás no se produjeron víctimas mortales. También en la provincia de Cádiz, concretamente en la localidad de Chiclana de la Frontera, la céntrica pastelería La Española salió ardiendo sobre las 8.45 horas, por lo que todo el personal y los clientes tuvieron que ser desalojados y algunos de ellos atendidos por ataques de ansiedad. El fuego dejó graves desperfectos materiales pero no daños personales. En la capital malagueña, un antiguo almacén de ropa de la cadena Cortefiel, actualmente abandonado en la calle Santa Rufina, también sufrió un incendio. El local suele estar lleno de basuras y rastrojos.

  • 1