Tres meses "ahogados" sin cobrar

Los trabajadores de la piscina de Carmona han enviado una carta al Consistorio expresando su malestar con la empresa concesionaria

el 05 jul 2014 / 12:52 h.

Entrada al complejo gestionado por ESAN, empresa madrileña. Foto: E. García Entrada al complejo gestionado por ESAN, empresa madrileña. Foto: E. García Cuando la antigua piscina de Villarosa cerró sus puertas de forma definitiva, todas las esperanzas se depositaron en 2005 en una instalación más moderna en la zona de la Ronda Norte, adaptada a los tiempos y a la normativa de seguridad e higiene. Nueve años después de aquella inauguración, la flamante infraestructura climatizada, que supuso una mejora en la práctica de la natación entre los carmonenses, sobre todo en invierno, vuelve a tener problemas. Siete de sus trabajadores han enviado una carta al Ayuntamiento de la ciudad para poner en conocimiento del alcalde y los concejales, así como al resto de las formaciones políticas, la difícil situación por la que están pasando. Según la misiva firmada por los empleados de ESAN Mantenimiento y Gestión Deportiva S.L., adjudicataria de la explotación de las instalaciones, «después de un año con demora en los pagos, la empresa tiene pendientes con sus trabajadores las nóminas correspondientes a los meses de abril, mayo y junio». Los mismos afirman que tanto el alcalde, Juan Ávila, como el concejal de Servicios Sociales, Juan Carlos Ramos; y el portavoz y delegado de Urbanismo, Alberto Sanromán, tienen constancia de esta difícil coyuntura tras haber mantenido una reunión el pasado mes de mayo y en la que éstos aseguraron a los afectados estar al corriente de pago por lo que respecta a las subvenciones que el Consistorio transfiere a ESAN para la gestión de la piscina. La carta enviada, según afirman los firmantes, tiene un único fin: «hacer saber al Ayuntamiento de Carmona la ineficaz gestión de la empresa adjudicataria en cuanto a sus obligaciones», lo que ha provocado que por parte de los manifestantes se hayan tomado las medidas legales oportunas para subsanar más de 90 días sin ver un sólo euro por un trabajo de servicio público a los cientos de usuarios que diariamente acuden a la piscina municipal de Carmona. Tampoco descartan la adopción de otras medidas «más adecuadas», dirigidas a la consecución de lo que solicitan. Inciden, a su vez que, como consecuencia de los impagos, la situación se está conviertiendo en «insostenible» para ellos. Por último, piden al Ayuntamiento que inicie «los trámites oportunos» para restablecer «la situación sufrida por los trabajadores». La polémica entre ESAN y el Consistorio carmonense se remonta al mes de abril, cuando la adjudicataria lanzó un comunicado en los medios digitales locales en el que afirmaba que el máximo organismo municipal le debía varios pagos de subvenciones correspondientes a los gastos de gasóleo y luz, así como de no poder arreglar las deficiencias del complejo, por lo que solicitó por escrito romper la relación contractual entre ambas partes e indemnizarla por daños y perjuicios. Esta riña se saldó con una réplica desde el Ayuntamiento en el que acusaba a ESAN de deber más de 16.000 euros correspondientes a la explotación de la terraza-bar, incidiendo que, en ese momento, la subvención de 2014 no había sido ingresada por no presentar la concesionaria la documentación exigida por ley.

  • 1