Local

Tres meses de cárcel por maltratar a sus dos perros

El condenado ató al pastor alemán y al bretón con una cuerda al parachoques trasero de su vehículo, conduciendo a toda velocidad.

el 20 jun 2013 / 12:42 h.

TAGS:

Una juez de Sevilla ha condenado a tres meses de cárcel al  propietario de dos perros por el maltrato al que los sometió tras  atarlos con una cuerda a su vehículo y arrastrarlos por el suelo  hasta producirle graves heridas, a consecuencia de las cuales uno de  los canes murió al mes de ocurrir los hechos. En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la juez  de lo Penal número 14 de Sevilla condena al acusado por un delito de  maltrato a animal doméstico a tres meses de cárcel, al pago de una  indemnización de 350 euros, y a un año de inhabilitación para el  ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los  animales. El acusado, J.S.R., era en octubre de 2009 propietario de tres  perros de raza, concretamente un pastor alemán, un bóxer y un  'spaniel' bretón, todos los cuales guardaba en una segunda propiedad  ubicada en el paraje 'Casilla de las Palomas', en el término  municipal de El Campillo-La Luisiana. Los hechos tuvieron lugar entre los días 13 y 14 de octubre de  2009, cuando el procesado ató al pastor alemán y al bretón con una  cuerda al parachoques trasero de su vehículo, conduciendo a  continuación a velocidad y por espacio de tiempo tales que produjo  "conscientemente" graves lesiones en los dos animales. Concretamente, el bretón sufrió traumatismos varios y abrasiones  en distintas partes del cuerpo, las cuales, al no ser curadas  posteriormente, le generaron úlceras y una enfermedad infecciosa,  falleciendo el 23 de noviembre de 2009 en una clínica veterinaria a  la que fue conducido por una miembro de la asociación protectora de  animales 'Aprenda', todo ello "sin que previamente hubiera sido  tratado" por su dueño, "conocedor como era del estado del animal". De su lado, el pastor alemán sufrió una herida frontal, con rotura  de hueso, y distintas abrasiones que también derivaron en úlceras  infecciosas, si bien no falleció tras ser suturado y operado. En  ambos casos, las abrasiones fueron debidas a la fricción de los  animales con superficies duras, como el terreno y la parte trasera  del coche. El juicio por estos hechos no llegó a celebrarse después de que el  acusado aceptara los hechos y se mostrara conforme con la pena  solicitada por la Fiscalía, por lo que ha sido condenado a tres meses  de cárcel y el pago de una indemnización de 350 euros a la  representante de 'Aprenda'.

  • 1