miércoles, 21 noviembre 2018
21:15
, última actualización
Local

Tres meses para reformar 30 metros

Desesperación vecinal por las obras de Emasesa en la calle Hombre de Piedra.

el 15 jun 2012 / 18:57 h.

TAGS:

Las tareas de adoquinado de la calle Hombre de Piedra avanzan lentamente.

La lentitud de la obra de Emasesa está poniendo a prueba los nervios de los vecinos de la calle Hombre de Piedra, en la zona de la Alameda de Hércules. Los trabajos de nuevas acometidas de agua y posterior adoquinado de la vía comenzaron hace meses, pero fue en marzo cuando las máquinas llegaron al tramo comprendido entre la calle Medina y Jesús del Gran Poder. "Nos dijeron que duraría un mes, y ya llevan tres meses y diecisiete días", relatan los habitantes de este céntrico enclave, donde ya se han registrado dos accidentes de tráfico y la caída de una anciana por el mal estado de la calzada.

Aseguran que el problema no es la obra en sí sino "la duración" de la misma. Lo dicen aportando datos, pues indican que en estos más de tres meses con el suelo levantado a las puertas de sus viviendas sólo han adoquinado "30 metros, vamos un trocito de calle, lo equivalente a un paso de cebra más o menos". A lo que añaden el siguiente cálculo: "¡Ni a metro por día!" No les convencen las explicaciones que les dan los operarios, de una subcontrata de Martín Casillas. "Dicen que tardan tanto porque hay un garaje del que no dejan de salir vehículos. No es cierto". Para los vecinos los verdaderos motivos residen en los "únicos dos obreros" del tajo. "Es que no pueden ir más rápido con un personal tan escaso", espetan los residentes de Hombre de Piedra, que confiesan aún quedan "10 o 15 días más" para terminar.

A las molestias propias de una obra (polvo, corte de tráfico, ruidos...) se han sumado otros daños colaterales. Durante estos meses, los trabajos que desarrolla Emasesa han provocado accidentes de tráfico, de los que por suerte "no hay heridos", pero sí "un gran susto", apuntan los vecinos. El primer incidente se produjo el 16 de mayo, cuando una vez instalada la nueva acometida de agua en el tramo más próximo a Jesús del Gran Poder, se tapó la zanja con albero prensado. Al día siguiente el firme se hundió al paso de un coche. "Tuvieron que venir los Bomberos y la Policía, menuda se armó". Pero la cosa no termina ahí. Este lunes se volvió a vivir otro accidente cuando un vehículo se llevó por delante la rejilla del husillo que sobresalía del ras del suelo, impactando ésta en el coche de atrás.

La situación ha sido comunicada al Ayuntamiento "con una carta directa" al alcalde a través de la web municipal. Y es que los meses de obras también están afectando a los negocios que jalonan la calle. "Está durando demasiado. He tenido que tener la puerta cerrada unos días por el polvo y el ruido", lamenta Paco, dueño del bar Tarín, que va más allá y dice que la calle está en obras "desde diciembre".

Fuentes municipales aclaran que los retrasos se han debido a la celebración de la Semana Santa, "cuando la calle quedó abierta al tráfico peatonal, lo que obligó a cerrar con albero las zanjas abiertas y posteriormente abrirlas retomando las conexiones", y por "mejora en las obras de asfaltado" al incluir el acerado, que, en principio, no estaba previsto tocar. No obstante, el Ayuntamiento insiste en que la obra terminará "el 9 de julio".

  • 1