Local

Tres visiones de Sevilla

La Visión de Sevilla adquirida por Focus no está tomada desde un barco puesto que en ella se ve Triana; tampoco es de 1650, dado que la ciudad se encontraba aun sumida en la epidemia del año anterior y, por tanto, en cuarentena y sin navíos agolpados ante el Arenal.

el 15 sep 2009 / 07:25 h.

La Visión de Sevilla adquirida por Focus no está tomada desde un barco puesto que en ella se ve Triana; tampoco es de 1650, dado que la ciudad se encontraba aun sumida en la epidemia del año anterior y, por tanto, en cuarentena y sin navíos agolpados ante el Arenal.

En realidad es una visión hiperrealista, platónica, la que querían llevarse de "la Meca de Occidente" cuantos habían tenido la suerte de llegar hasta aquí: es, al óleo y en grandes dimensiones, lo mismo que la estampa de la Virgen del Rocío que se colocaban en la cinta del sombrero -entonces con razón- quienes hace un siglo lograban ir hasta allí y volver. Sencillamente, una prueba.

Junto a la calidad del cuadro, eso invita no sólo a su contemplación sino también a la reflexión de todos, incluido un gobierno municipal con muchas vías de agua. Si éste tuviera el valor de pensar, después de verlo volvería a su casa, el ayuntamiento, a reflexionar ante otra obra parecida, igual en apariencia, quizás la última "visión" de entonces.

En ella ya no hay barcos porque Sevilla, sumida en mil disputas, había dejado que se le fuera el mar, o sea, su prosperidad. Luego continuaría hasta el Hospital de la Caridad y, pasado el cancel de la iglesia, miraría a ambos lados para ver el futuro de sí mismo y el de Sevilla si continúan las disensiones. El mensaje de las Postrimerías vale para todos y en todas las épocas.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1