martes, 19 marzo 2019
14:17
, última actualización
Local

La Vega de Triana tendrá huertos, un bar y el mayor parque infantil de la ciudad

El Ayuntamiento invertirá 250.000 euros en dotar de equipamientos al parque, que lleva casi dos años inaugurado y aún carece de fuentes, aseos, papeleras e iluminación suficiente.

el 04 ago 2014 / 14:24 h.

Zonas verdes del Parque Vega de Triana. / J.L. Montero El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha visitado este lunes el Parque Vega de Triana./ J.L. Montero En octubre de 2012 el Ayuntamiento de Sevilla y la Confederación Hidrográfica delGuadalquivir (CHG) inauguraban la Vega de Triana, un pulmón verde de 80 hectáreas, situado a orillas del cauce vivo del Guadalquivir, llamado a convertirse en la nueva zona de esparcimiento del arrabal hispalense, pero que nacía sin las dotaciones más básicas: ni farolas, ni fuentes, ni aseos, ni papeleras, ni bancos. Casi dos años después, esta situación se ha paliado muy poco. El Consistorio ha instalado algunos puntos de iluminación, asientos y cubos de basura. Pero esto va a cambiar. La gran inversión para esta franja llegará en los meses de verano, con una inyección de 250.000 euros destinados a instalar la mayor área de recreo infantil de la ciudad, así como otros equipamientos imprescindibles para atraer al gran público a estos jardines que, por el momento, no son de los más transitados de la capital. El alcalde hispalense,Juan Ignacio Zoido, acudió ayer al recinto para anunciar este proyecto, que estará terminado «en otoño», y que incluye además una zona de picnic, huertos urbanos, un quiosco-bar con una batería de aseos públicos, la mejora de las instalaciones deportivas allí situadas –con la construcción de vestuarios–, así como un lugar de ensayo permanente para la banda de las Cigarreras. De los 250.000 euros, la partida mayor, que asciende a 168.000 euros, irá dedicada a la zona de atracciones que, «dada la vinculación de Triana con Tablada, estará tematizada como un helipuerto, con un helicóptero como elemento central, del que irán radiando toboganes y columpios, todos relacionados con la aviación», según detalló a la prensa el regidor, que además, destacó que todo estará adaptado para personas con cualquier tipo de discapacidad. Aprovechando este zafarrancho de obras veraniegas, e lAyuntamiento colocará fuentes públicas, y nuevas farolas y bancos en el parque, en zonas «donde se puedan controlar, para evitar el vandalismo», precisó Zoido, que quiere evitar que estas inversiones se pierdan por los ataques de gamberros. Por ello, aclaró también que cuando en los próximos meses se saque a concurso la explotación del quiosco-bar, una de las condiciones que pondrán será el hacerse cargo la vigilancia y conservación de los aseos. El alcalde visitó los trabajos de construcción de los 36 huertos urbanos, que ocupan una parcela de 48 metros cuadrados y cuentan con salidas de luz y riego. Estas instalaciones se han creado a petición de las asociaciones de padres de los colegios de Triana, que se reservarán el uso de algunos de ellos, para que los escolares puedan aprender el valor de la agricultura. El resto se concederán a los vecinos interesados por procedimiento abierto a través del Distrito. «Si a estas mejoras sumamos los cuatro kilómetros de carriles bici que ya tenemos y los aparatos de ejercicio para mayores, estamos dando los contenidos que merecen estas instalaciones para que puedan disfrutarse por los vecinos de Triana», aseveró el regidor. Preguntado sobre la falta de equipamientos que padece esta zona verde desde su inauguración en octubre de 2012, el alcalde defendió que el Ayuntamiento ha venido invirtiendo en su mantenimiento, «y la prueba está en el buen estado del parque». «Nos lo entregaron sin nada y hemos ido dándole contenido, que es lo que hace falta para llenarlo de personas», añadió. Botellonas y hogueras. El Grupo Municipal Socialista calificó de «increíble» el anuncio «electoralista» hecho por el alcalde de invertir en la Vega de Triana 250.000 euros después de que «no haya vuelto a pisar esta zona verde desde que lo inauguró en octubre de 2012 sin farolas, sin fuentes de agua potable, sin bancos, sin papeleras y sin ningún tipo de baño público pese a extenderse a lo largo de 80 hectáreas». Los socialistas consideraron «otro engaño más» que tras dos años de «vacío absoluto ante las peticiones de atención que los vecinos han venido realizando y tras desantender de forma reiterada las demandas de más vigilancia en el recinto ante las denuncias por botellonas, hogueras y vehículos circulando, Zoido se desmarque ahora con anuncios electoralistas ante la evidencia de que no tiene nada que ofrecer a los vecinos de esta zona de la ciudad». Además, le recordó que ya prometió invertir allí 500.000 euros anuales, «para que ahora prometa la mitad sin plantear en qué partidas del presupuesto municipal están recogidas esas inversiones». Este parque costó 17,5 millones, el 80% fondos europeos. Se plantaron 2.229 árboles, 24.850 arbustos y se creó una pradera natural de 180.000 metros cuadrados.  

  • 1