Cofradías

Triana proyecta una gran misa en el Altozano por el bicentenario

El Simpecado preside un pontifical el 19 de octubre en la Catedral. Ese mismo día Zoido le impondrá la Medalla de la Ciudad en el andén del Ayuntamiento.

el 27 ago 2013 / 21:09 h.

trianaSi nada se  tuerce, el Simpecado con la Virgen Chiquita presidirá de forma extraordinaria en la mañana del próximo sábado 19 de octubre en el Altar del Jubileo de la Catedral un solemne pontifical que servirá para conmemorar el bicentenario de la fundación de la hermandad del Rocío de Triana (1813-2013). A falta de concretar algunos detalles organizativos, la ceremonia religiosa estará predicada por el cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo. En la tarde de ese mismo día, el Simpecado de la más antigua de las filiales rocieras de la capital será entronizado en la carreta de plata para emprender el camino de regreso a su capilla de la calle Evangelista al paso lento de los toros de la ganadería de Sánchez Ibargüen. Antes de poner rumbo al arrabal, no obstante, está previsto que la carreta trianera haga un alto en el andén del Ayuntamiento para que el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, le imponga al Simpecado la Medalla de Oro de la Ciudad que ya le fuera concedida a esta corporación el pasado 31 de mayo en reconocimiento a su trayectoria, labrada a lo largo de 200 años, y la labor social que viene desempeñando con los más necesitados. La presencia del Simpecado trianero en la Catedral de Sevilla será casi la traca final a los actos del bicentenario. A tal fin, la corporación prevé trasladar su Simpecado al priner templo metropolitano el domingo anterior, 13 de octubre. Ese mismo día, antes de cruzar el puente, la hermandad pretende hacer realidad una idea que sus gestores vienen madurando desde la celebración de la última Romería: organizar en pleno Altozano una misa masiva de fieles presidida por el Simpecado como regalo al barrio de Triana en este bicentenario. Ya en la Catedral, del miércoles 16 al viernes 18 de octubre, la corporación de la calle Evangelista celebrará un triduo extraordinario con la presencia de grandes oradores, rematado el sábado 19 de octubre por el solemne pontifical que presidirá Amigo Vallejo. Hasta el miércoles en que comience el triduo, el Simpecado recibirá culto en algunas de las capillas de la Catedral. Aunque el deseo de la hermandad hubiera sido que el Simpecado luciera para estos cultos extraordinarios en el Altar del Jubileo entronizado en su propia carreta, el canónigo y maestro de ceremonias de la Catedral, Luis Rueda, ha rechazado esta posibilidad. “La carreta está concebida para los caminos. La hermandad nunca monta la carreta en su capilla, como tampoco entra con ella en el santuario del Rocío”, explica Luis Rueda. La celebración de estos cultos en la Catedral dejarán sin duda alguna imágenes imborrables para los rocieros de Triana, que ya el pasado 26 de enero peregrinaron de forma extraordinaria, también con el Simpecado entronizado en la carreta de plata, desde el santuario del Rocío hasta la parroquia de la Asunción en Almonte para postrarse a las plantas de la Blanca Paloma en un acontecimiento sin precedentes en la historia de la devoción rociera. Ahora se vivirá el broche de oro al bicentenario. Al Simpecado de la hermandad del Rocío de Triana no le es ajeno el recinto catedralicio. El 6 de mayo de 1995 el Simpecado trianero ya presidió en el Patio de los Naranjos de la Catedral (también sin la carreta) el pregón de las Glorias, que ese año pronunció Aurelio Verde. El Simpecado presidió un altar que se instaló ante la Puerta del Perdón. Durante todo ese día, la carreta permaneció  expuesta en el Apeadero del Alcázar y los dos bueyes en los jardines del mismo.Se da la circunstancia de que ese mismo día, a la finalización del pregón, el Simpecado retornó a su barrio de Triana entronizado en su carreta después de visitar el andén del Ayuntamiento. Cuentan las crónicas que el Simpecado fue acompañado ese día por tamborileros y numerosos hermanos luciendo la medalla de la hermandad.

  • 1