viernes, 19 abril 2019
09:16
, última actualización
Cofradías

Triana y su “otro Rocío”

La filial más veterana de la capital aprovecha el papel de anfitriona en el Sicab 2013 para difundir su labor social. Una de las carretas de la romería desfila en el espectáculo del sábado

el 04 dic 2013 / 21:42 h.

La hermandad del Rocío de Triana, con 200 años de historia, forma parte del Sicab con un expositor en el pabellón de los ganaderos. Foto: J.M. Espino (Atese) La hermandad del Rocío de Triana, con 200 años de historia, forma parte del Sicab con un expositor en el pabellón de los ganaderos. Foto: J.M. Espino (Atese) Porque no todo es subir al caballo y echarse a los caminos. Porque hay mucho más que una semana de romería. Triana aprovecha su participación en el XXIII Salón Internacional del Caballo de Pura Raza Española (Sicab) para presentar ese “otro Rocío” que dirige los pasos de los romeros hacia los colectivos más necesitados, tan castigados en estos tiempos de dureza económica. Como anfitriona del Sicab de este año, la filial rociera más veterana de la capital cuenta con un lugar “preferente” en el llamado pabellón de los ganaderos, dentro del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (Fibes). Desde su expositor, la hermandad trianera da a conocer estos días la ingente labor social y de caridad que desempeña a lo largo del año, al margen de la alegría desbordante (y contagiosa) de Pentecostés. La obra de la Fundación Rebeca, en Castilleja de la Cuesta; el campamento de verano solidario para los niños más desfavorecidos, la activa bolsa de caridad de la corporación, la campaña de navidad... Las paradas de este otro camino son imprescindibles. Una gran tele de plasma proyecta cada una de las actividades. Son las grandes desconocidas para el colectivo de la ciudad, pero esperadas para quienes están viviendo la cara más amarga de la actual crisis. Y si hubiera cualquier duda al respecto, el hermano mayor trianero, Ángel Rivas, da todas las explicaciones pertinentes a pie de stand: “Triana mueve mucho en caridad y nuestros hermanos están concienciados en que este es su verdadero camino. El otro Rocío que hacemos durante todo el año, trabajando día a día para los demás”. Por ello no duda en recordar que cada año (y este no podía faltar) rifan un potro para recaudar fondos para las obras asistenciales: “El ejemplar de este año ha sido donado por Yeguada Torreluna. Las papeletas son a 2,5 euros y el ganador saldrá del número de la ONCE del día 23”, se apresura a aclarar mientras no deja de atender a los distintos medios de comunicación llegados hasta este expositor. Pero este rincón rociero de Sicab tiene también otros reclamos más allá del social. Una pequeña tienda de recuerdos sobre la hermandad y su bicentenario se habilita en este espacio. Allí encontrará azulejos con el logo de los 200 años, pasadores para la medalla y los cedés del traslado del Simpecado de la Virgen Chiquita a la Catedral el pasado mes de octubre. Entre tanto suvenir religioso, destaca una singular línea de ropa para los amantes del mundo del caballo: “Tenemos forros polares –con y sin mangas– y polos de la marca RDT (Rocío de Triana)”, aclara Rivas. Tanto Rivas como el resto de oficiales de junta conocen muy bien la importancia de los pura sangre en Triana: cada año saca una media de 1.000 ejemplares. Entre los jinetes figuran los cargos de la hermandad, que vienen haciendo el camino a caballo. “Te da bastante movilidad y una percepción detallada de la comitiva desde la altura”, reconoce el hermano mayor, al tiempo que asegura que también regala momentos “únicos” durante la fiesta. Entre ellos están “la llegada al Ajolí” y “la presentación ante la Blanca Paloma”. Palabras que suscribe Carmen Guimerá, segunda diputada de Caridad que aguarda “ilusionada” el próximo sábado. Ella y otros tantos representantes de los diferentes colectivos de la hermandad –entre los que resaltarán voluntarios de la bolsa de caridad y de otros proyectos sociales– integrarán el “prólogo rociero” que editará Ancce a la anfitriona del Sicab 2013 dentro del espectáculo De hombres y caballos (19.30 horas). Durante diez minutos el pabellón 3 de Fibes recreará las marismas para recibir una de las clásicas carretas que lleva Triana en su anual peregrinación ante la Blanca Paloma. Le seguirá un grupo de hermanos, entre los que tendrán un papel principal los relacionados con la caridad. De fondo, sonarán unas conocidas sevillanas de Manuel Pareja Obregón. El desfile acercará al público ese “otro Rocío de pequeños y silenciosos pasos”.

  • 1