Economía

Tributo al sindicalista Herrera

El ex secretario general de CCOO de Andalucía recibe un homenaje póstumo en Sevilla con la asistencia de Griñán y Toxo

el 19 nov 2009 / 22:35 h.

TAGS:

Comisiones Obreras de Andalucía rindió ayer homenaje a su ex secretario general, Antonio Herrera, fallecido en el mes de julio, y recordó su compromiso con el diálogo social.

En el acto de homenaje, que tuvo lugar en la Sala Chicharreros de Cajasol en Sevilla, intervino el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien definió a Herrera como "un hombre de futuro" porque "si el futuro no es por lo que él luchaba, entonces no merecerá la pena".

Griñán afirmó, en su nombre y en el de los anteriores presidentes de la Junta, que el Gobierno andaluz "tiene una deuda con Antonio Herrera, que siempre fue colaborador de las causas nobles por las que tenemos que luchar todos".

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, aseguró que Herrera "fue un hombre de su tiempo, condicionado por su tiempo" y que fue de los primeros que entendió "que el sindicato, para ser sindicato, tenía que ser independiente y no el apéndice de otras cosas".

Si estuviera aquí. Toxo manifestó que el homenajeado "estaría compartiendo la preocupación por el momento actual" y entendería que "hay momentos para la negociación y momentos para la movilización" ya que "era un enamorado del diálogo social".

El dirigente sindical dijo que Antonio Herrera "sabía que nunca nos han regalado nada, que todo se ha conquistado con esfuerzo" y ha prometido que el sindicato "va a estar a la altura de su legado y si es posible a superarlo".

El secretario general de CCOO en Andalucía, Francisco Carbonero, señaló que Herrera "dirigió de manera acertada el sindicato en un periodo complejo" y que la organización pasó con él "de un movimiento a una organización estructurada" ya que "la dejó fuerte y como parte de la vertebración de Andalucía".

Carbonero indicó que "a una organización que no pone en valor a su gente es difícil que la gente la ponga en valor" y quiso reconocer y agradecer la labor de Herrera "como amigo, pero sobre todo como secretario general de la organización, por todo lo que ha aportado y por haberle dedicado su vida".

Libertad entregada. Su sucesor en el puesto de secretario general de CCOO-A, Julio Ruiz, comentó que si bien Herrera no dio su vida por la libertad, "sí la entrego para obtenerla y para mantenerla".

Ruiz afirmó que su predecesor fue "un gran dirigente obrero, un sindicalista de raza de los pies a la cabeza" y ha destacado que "en los momentos de mayor tensión, Antonio proyectaba una gran templanza y un gran sosiego, inyectando convicción a quienes sentían miedo".

El ex secretario general insistió en que Herrera, que firmó el primer pacto a nivel autonómico, "fue un gran impulsor de la concertación social, que se ha convertido en una de las políticas más importantes del Gobierno" pero "sin descuidar nunca el papel de la movilización".

Eduardo Saborido, que fue secretario general antes que Antonio Herrera, recordó la represión a la que este fue sometido para luchar por los trabajadores y los encarcelamientos que ambos sufrieron durante la etapa franquista.

Respaldo. El homenaje contó con la asistencia de cerca de 300 invitados, entre los que se encontraban miembros de las actuales direcciones de las distintas estructuras de CCOO y dirigentes sindicalistas históricos, además de una representación de los partidos políticos, agentes socioeconómicos e instituciones de la comunidad.

  • 1