Economía

Trichet no cede a las presiones y se despide del BCE con los tipos en el 1,5%

El BCE ha subido los tipos de interés en un cuarto de punto en dos ocasiones este año, en el mes de abril y en el mes de julio.

el 06 oct 2011 / 12:09 h.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés de la zona euro en el 1,5%, con lo que Jean Claude Trichet se despide de la institución sin tener en cuenta las presiones de los mercados y otros organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que pedían a la institución una rebaja de la tasa rectora.

El BCE ha subido los tipos de interés en un cuarto de punto en dos ocasiones este año, en el mes de abril y en el mes de julio, después de que hubieran permanecido en el 1%, su mínimo histórico, desde el mes de mayo de 2009 con el objetivo de apoyar la recuperación de la economía de la eurozona.

Con esta decisión, se cumplen las previsiones de la mayoría de los analistas, que no esperaban una bajada de tipos en octubre y creen que Trichet le dejará esta decisión a su sucesor en el cargo, el italiano Mario Draghi. De hecho, esperan como mínimo una rebaja de un cuarto de punto en las reuniones que mantendrá el consejo en noviembre y diciembre.

Asimismo, una vez más, toda la atención se centra ahora en la rueda de prensa del presidente del BCE, marcada por las preocupaciones en torno a la resolución de la crisis de deuda soberana, donde Trichet podría anunciar la prolongación de las medidas de liquidez o incluso la puesta en marcha de nuevos instrumentos, así como sugerir una futura subida de tipos.

En la decisión del BCE ha podido pesar la estimación adelantada de inflación de la zona euro, que prevé una tasa de inflación para el mes de septiembre del 3%, lo que supone cinco décimas menos que el nivel registrado en agosto, y por encima del objetivo de inflación del 2%.

El producto interior bruto (PIB) de la zona euro registró en los tres primeros meses del año un crecimiento del 0,8%, frente al 0,3% registrado en el último trimestre del año. El FMI prevé que el PIB de la eurozona aumente un 1,6% este año y un 1,1% el próximo, cifras que revisan a la baja en cuatro y seis décimas los datos de junio.

 

  • 1