Local

Triunfo grande de 'El Fandi' en la corrida Goyesca de la feria de Begoña

Triunfo rotundo del diestro David Fandila "El Fandi" en la corrida Goyesca celebrada ayer en Gijón, al cortar cuatro orejas y salir a hombros por dos vibrantes actuaciones, mientras que Manuel Díaz "El Cordobés" paseó también un apéndice y Francisco Rivera Ordóñez se fue de vacío.

el 15 sep 2009 / 10:00 h.

TAGS:

Triunfo rotundo del diestro David Fandila "El Fandi" en la corrida Goyesca celebrada ayer en Gijón, al cortar cuatro orejas y salir a hombros por dos vibrantes actuaciones, mientras que Manuel Díaz "El Cordobés" paseó también un apéndice y Francisco Rivera Ordóñez se fue de vacío.

Se lidiaron tres toros del Conde de Mayalde, primero, quinto y sexto, dos de Zalduendo, tercero y cuarto, y uno, el segundo, de Parladé. Corrida desigualmente presentada y de juego también variado. Destacó el buen tercero, noble y repetidor, ovacionado en el arrastre.

Manuel Díaz "El Cordobés", silencio y una oreja.

Francisco Rivera Ordóñez, pitos y silencio

David Fandila "El Fandi", dos orejas y dos orejas.

Al término del festejo fue atendido en la enfermería de la plaza el diestro Francisco Rivera Ordóñez de "una luxación en el hombro derecho, de pronóstico reservado. Trasladado al hospital de Gijón para estudio radiológico".

La plaza se llenó en tarde agradable.

"El Fandi" realizó una faena muy completa al tercer toro de la tarde. Muy bien con el capote, el granadino protagonizó sus mejores momentos en el tercio de banderillas, provocando el fervor en los tendidos. Con este ambiente comenzó "El Fandi" la faena de muleta de rodillas, en una serie larga y ligada de mucho mérito, y ya de pie, instrumentó una labor basada fundamentalmente en la entrega y disposición. Tras la estocada, los tendidos eran un clamor, pidiendo con fuerza las dos orejas, que finalmente paseó.

Con el sexto, volvió a mostrarse afanoso "El Fandi"en un trasteo en el que anduvo por encima de las justa condición de su oponente. Valor y entrega fueron sus armas principales, que acompañadas de una gran estocada le puso en sus manos las dos orejas.

"El Cordobés" se encontró en primer lugar con un toro noble pero soso, con el que apenas pudo gustarse en algunos pasajes por el pitón derecho. Con el cuarto, un animal muy blando y aquerenciado, "El Cordobés" se mostró firme y decidido, exprimiendo al máximo todo lo que tenía el toro para pasear una merecida oreja.

Rivera Ordóñez no llegó nunca a acoplarse con el primer toro de su lote, al que no quiso prácticamente ni ver, optando por abreviar sin llegar ni a ensayar faena. En el sexto, detalles sueltos sin dejar poso. Lo peor fue que Rivera se lesionó al entrar a matar a este toro, pasando a la enfermería.

  • 1