lunes, 17 diciembre 2018
11:17
, última actualización
Local

Tú recortarás más que yo

Debate en TVE entre representantes de los cinco grupos parlamentarios.

el 09 nov 2011 / 22:41 h.

TAGS:

El paro y la crisis también fueron ayer los protagonistas del debate chico, en el que participaron los partidos minoritarios junto al PP y el PSOE, que se reprocharon mutuamente las políticas del Gobierno central y las de autonomías como Madrid o Valencia y los recortes presentes, futuros o hipotéticos que afrontarán.

La presencia del PNV y de CiU propició que surgiera la cuestión del autogobierno (PNV) y una larga intervención final en catalán (CiU), e IU rompió el melón de la corrupción política; cuestiones que no tocaron en el debate a dos los candidatos socialista y popular del lunes. Se enfrentaron, esta vez en TVE y moderados por María Casado, Josu Erkoreka (PNV), Pere Macias (CiU), Gaspar Llamazares (IU, ICV y también ERC), Alberto Ruiz-Gallardón (PP) y Ramón Jáuregui (PSOE): los grupos parlamentarios de la legislatura que acaba, cada uno con ocho minutos para exponer sus propuestas económicas y otros seis para cada bloque de políticas sociales y democracia, los mismos del cara a cara de Rubalcaba y Rajoy.

A pesar que el debate de ayer fue la única oportunidad de pasear 100 minutos en la televisión sus propuestas, el PNV fue el único de los partidos que llevó a su principal candidato. Los partidos del grupo mixto (UPyD, CC y BNG) intervinieron con unos segundos de vídeo.

El debate tuvo un contenido más profundo que el duelo entre Rubalcaba y Rajoy, y los participantes no se interrumpieron tanto, si bien las propuestas económicas se resumieron en afear la crisis al Gobierno socialista, lo que en especial hizo Ruiz Gallardón -"No podéis excusaros de ninguna manera porque Alemania crea empleo"- mientras Jáuregui defendía que el PP "no ha estado" ayudando al país con las primeras medidas anticrisis. También negó que un cambio de Gobierno sea la varita mágica contra la recesión: "Ahí está Gran Bretaña, con más recortes y peor repartidos" tras la investidura del conservador Cameron.

Llamazares confesó en este bloque económico su "indignación" y cargó contra las posturas de "los demás" de recortar el Estado del Bienestar "para salvarlo" y en atacar la posibilidad de nuevas reformas porque las emprendidas ya, como la laboral, "han destruido 400.000 empleos mientras que a los banqueros, a los pudientes, no se les pide ningún esfuerzo".

Reclamó en su intervención inicial una "salida justa de la crisis" y enfrente estuvieron Gallardón, que pidió un Gobierno fuerte "con capacidad de liderazgo con el objetivo de recuperar empleo", y también el espada socialista, quien resumió en su intervención inicial que el Ejecutivo socialista "está salvando" a España del rescate, si bien indicó que lo importante es "decir toda la verdad" y reconoció que deberá haber "esfuerzos colectivos durante años".

El interlocutor de CiU se dirigió a sus votantes proponiendo medidas para el comercio o el reforzamiento del eje ferroviario mediterráneo, mientras que el del PNV hizo hincapié en la política industrial, que ha hecho que el País Vasco esté menos hundido por la crisis.

El debate comenzó por orden inverso a la representación obtenida en 2008 y así el primero en hablar fue Erkoreka, quien lo hizo sacando el final del terrorismo a la palestra: "Tras la declaración del cese definitivo de la actividad armada por parte de ETA comienza un tiempo de esperanza". Muchos minutos después, en el bloque de democracia y derechos, Jáuregui recordó que éstas son las primeras elecciones en paz, una "victoria" de la sociedad "que no ha caído del cielo", sino que ha venido precedida de una "política enorme". "Es una buena noticia, pero no la noticias definitiva, lo será cuando ETA se disuelva", matizó Gallardón. "No es momento de medallas", terció.

Las pensiones y la jubilación , el copago sanitario y la educación planearon en el debate. Todos los partidos se pusieron de acuerdo en un pacto sanitario nacional, pero a partir de ahí volvió el tono del tu Gobierno lo hizo peor al repasar los últimos recortes tanto por el Ejecutivo central como por algunas autonomías.

En la intervención final Llamazares hizo un guiño a los indignados "Quiero como tú que votes, pero no a lo de siempre". Gallardón abogó por un "Gobierno para todos, en especial para quienes han perdido su empleo", mientras que Jáuregui, en un guiño Obama, expresó que España "puede", pero "no con fractura social ni salarios baratos".

  • 1