Deportes

Tucker lideró al Cajasol en una contundente victoria

El Pamesa Valencia sucumbió hoy en su cancha ante la gran actuación de Clay Tucker (39 puntos), que lideró al Cajasol en una gran victoria y demostró de nuevo que el renovado conjunto sevillano no merece, a tenor de lo visto, ocupar la antepenúltima plaza de la clasificación.

el 16 sep 2009 / 00:36 h.

El Pamesa Valencia sucumbió hoy en su cancha ante la gran actuación de Clay Tucker (39 puntos), que lideró al Cajasol en una gran victoria y demostró de nuevo que el renovado conjunto sevillano no merece, a tenor de lo visto, ocupar la antepenúltima plaza de la clasificación.

El primer cuarto se lo anotó el Pamesa gracias a la efectividad de sus hombres de perímetro. El conjunto local saltó a la pista con Rafa Martínez, Albert Oliver y Vule Avdalovic, y entre los tres desarbolaron la defensa del Cajasol.

El equipo andaluz resistió los primeros minutos e incluso se puso por delante en el marcador gracias también a un buen juego exterior(11-12), pero el Pamesa fue consolidando su ventaja hasta alcanzar los diez puntos (24-14) en los primeros instantes del segundo periodo.

Fue entonces cuando el Cajasol tomó la iniciativa del encuentro. Saltaron Nik Caner y Clay Tucker de nuevo a la pista mientras descansaban los hombres más inspirados del Pamesa.

Tucker, que se fabricaba él sólo los espacios para lanzar, anotó ocho puntos consecutivos (dos de ellos desde la línea de tiros libres) y en colaboración con Juanjo Triguero endosó un parcial de diez a cero a Pamesa, lo que permitió al Cajasol recortar distancias hasta los dos puntos (41-39) con los que se llegó al descanso.

El encuentro ganó en intensidad tras el paso por los vestuarios. Apenas se inició el tercer periodo Martínez anotó un triple, a continuación respondió Ellis y de nuevo Oliver para el Pamesa, que parecía dispuesto a resolver el partido.

Pero apareció de nuevo Tucker (trece puntos en este periodo) para desarbolar por completo la defensa local. El norteamericano se lo jugó todo. Estaba confiado y lo demostró.

El Cajasol no tardó en liderar el marcador (50-53). Tucker contagió a sus compañeros y el conjunto sevillano se quitó los complejos y Michal Ignerski se sumó a la fiesta de los triples. En un abrir y cerrar de ojos el equipo de Pedro Martínez había logrado diez puntos de ventaja, una distancia que la euforia y confianza de sus jugadores convirtió en insalvable para el Pamesa.

Cuando al Pamesa le costó sangre, sudor y lágrimas anotar una canasta, Tucker encontraba un hueco para soltar la muñeca y desquiciar a la parroquia local.

De ahí al final, el encuentro estuvo dirigido por la batuta del veterano Branki Milisavljevic, que organizó largas posesiones y mantuvo alerta a los suyos a gritos, mientras el escolta de Ohio (39 puntos) actuó de solista para acrecentar la ventaja hasta los quince puntos (77-92) a escasos instantes para el final. El Pamesa estaba ya roto y condenado.

  • 1