Local

Turismo mira a Matalascañas

El consejero de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía en funciones, Luciano Alonso, destacó ayer la necesidad que tiene Matalascañas, núcleo costero de la localidad onubense de Almonte, de una acción especial para regenerarlo en profundidad.

el 16 sep 2009 / 01:36 h.

TAGS:

El consejero de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía en funciones, Luciano Alonso, destacó ayer la necesidad que tiene Matalascañas, núcleo costero de la localidad onubense de Almonte, de una acción especial para regenerarlo en profundidad.

En rueda de prensa en Huelva, donde firmó un convenio de colaboración con el operador Viagens Abreu para la promoción conjunta de Andalucía en Portugal, Alonso reivindicó la importancia de la Declaración de Almonte como Municipio Turístico por parte de la Junta de Andalucía para poder actuar sobre Matalascañas, ya que "esta declaración nos permitiría intervenir en este núcleo". El consejero recordó que esta población costera fue uno de los destinos más importantes de Andalucía a finales del siglo XX e insistió en la necesidad de "regenerar ese destino actualmente maduro que necesita reciclaje".

"Matalascañas necesita recuperarse y esa recuperación pasa por la Declaración de Almonte como Municipio Turístico", indicó Alonso, porque el municipio almonteño "no es un municipio cualquiera". El consejero recordó el hecho de que la mayor parte de su territorio se encuentra en Doñana, que cuenta con una romería, la de El Rocío, que puede mover al año un millón de personas declarada de Interés Turístico Nacional y unos restos arqueológicos importantes.

La declaración de Municipio Turístico la otorga la Consejería de Turismo a localidades con un amplio número de visitantes y que estén ubicadas, total o parcialmente, en alguno de los espacios naturales protegidos de Andalucía. Se deben cumplir una serie de requisitos entre los que se encuentran la relevancia de los recursos turísticos existentes, la adopción por parte de su ayuntamiento de medidas de defensa del patrimonio cultural y urbano, o la previsión en el presupuesto municipal de inversiones para la promoción turística.

Esta categoría implica, para el ayuntamiento que la ostenta, más competencias y el derecho a obtener de la Junta fondos específicos destinados a financiar dichas competencias.

  • 1