Local

Turquía ilegaliza el partido pro kurdo y enreda el plan de paz

El Constitucional tuvo en cuenta la decisión sobre la ilegalización de Batasuna.

el 11 dic 2009 / 19:56 h.

TAGS:

La ilegalización ayer del pro kurdo Partido de la Sociedad Democrática (DTP) por parte del Tribunal Constitucional turco provocó una escalada de tensión entre el Gobierno de Ankara y la minoría kurda y suma una amenaza más al proceso de paz para acabar con un conflicto que dura ya 25 años.


La prohibición del DTP se produjo a petición de la Fiscalía, la cual presentó 141 casos que considera pruebas de que esa formación fue fundada a solicitud de Adullah Öcalan, el encarcelado líder kurdo del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), y reclutó militantes para la organización montañera del PKK. "Como partido, no se han distanciado lo suficiente de la violencia", indicó el presidente del tribunal, Hasim Kilic, al comunicar la decisión de los once miembros de la alta corte.


Kilic insistió en que "un partido con vínculos con el terrorismo tiene que ser clausurado".


Así, el Constitucional consideró probado que existen vínculos entre el DTP y el PKK, una organización considerada terrorista por la Unión Europa y EEUU y que desde 1984 se enfrenta a Ankara para lograr la autonomía de los 12 millones de kurdos que viven en Turquía. Kilic explicó que, para tomar su decisión, los magistrados tuvieron en cuenta dictámenes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la ilegalización Batasuna por parte de la Justicia española.


Además de ilegalizar el partido, que dispone de 21 escaños en el Parlamento turco, el Constitucional también decidió prohibir a 37 miembros de la formación -entre ellos su presidente, Ahmet Türk, y una diputada- a participar en la actividad política durante cinco años, para impedir así su integración en otras fuerzas.


El propio Türk reaccionó a la ilegalización del partido y su inhabilitación y aseguró: "Turquía vive un periodo doloroso y esta decisión es desesperanzadora, pero aun así creemos que Turquía algún día alcanzará la paz". "La democracia y la paz terminarán ganando, por muchos obstáculos que se les ponga", declaró, y pidió que continúe el "diálogo" y el "sentido común". "Nuestro objetivo es solucionar el problema (kurdo). Por mucho que me inhabiliten o inhabiliten a otros 30 compañeros, continuaremos la lucha democrática", aseveró.


La ilegalización del DTP, al que se confiscarán todos sus bienes, amenaza con dificultar aún más el proceso de paz impulsado por el Gobierno turco para acabar pacíficamente con la cuestión kurda. En los últimos meses, Ankara había movido ficha y anunciado un aumento de los derechos de la minoría kurda e incluso acabado con el estricto aislamiento del fundador del PKK, Adullah Öcalan, que desde hace más de diez años era el único recluso de una prisión-isla.


Sin embargo, el pasado domingo varias protestas en zonas kurdas por las condiciones de detención del dirigente kurdo acabaron en enfrentamientos con la Policía que dejaron un muerto y decenas de heridos. La tensión se disparó el lunes, cuando siete soldados turcos cayeron abatidos en una emboscada cuya autoría se atribuye al PKK. El jueves, los medios turcos informaron sobre la muerte de nueve militantes kurdos a manos del Ejército. Ayer, otros tres militares resultaron heridos en combates contra el PKK.


Entrada UE. Además esta sentencia podría obstaculizar la entrada de Turquía en la Unión Europea, puesto que los Veintisiete habían advertido a Ankara de que la prohibición del DTP violaría los derechos de los kurdos.

  • 1