Local

Tussam asume el paro de Feria y anuncia "medidas drásticas"

La empresa cifra en 40 millones anuales el coste de otros acuerdos ‘in extremis’, por lo que insiste en que en esta ocasión no va a ceder.

el 16 abr 2010 / 21:10 h.

TAGS:

Protesta de los trabajadores de Tussam durante el Pleno.
Tras la ruptura de las negociaciones para evitar la huelga de Feria y la retirada de un plan de saneamiento que debía evitar la quiebra de la empresa y del que dependía en buena medida el presupuesto municipal –aún bloqueado–, la dirección de Tussam lanzó ayer una doble advertencia a la plantilla: no habrá negociaciones in extremis este año, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, y, tras la Feria, al no haber consenso, se pueden plantear nuevas medidas “incluso más drásticas”.

Eso sí, la privatización de la empresa, al menos mientras haya margen económico de maniobra, está descartada. Incluso queda en suspenso la externalización de determinadas líneas que están provocando un enfrentamiento entre PSOE e IU. Al vehemente planteamiento de la federación le siguió una irónica respuesta del vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez: “Que intente municipalizar la gestión de las bicis públicas a ver si es tan coherente”.

Por enésima vez Tussam se prepara para la huelga de Feria. Y el vicepresidente de la empresa dejó ayer clara su postura ante una posible negociación con una contundencia que le dejaría poco margen en caso de que el partido o el alcalde dieran un paso atrás antes del próximo martes. “El problema económico de Tussam se debe a cesiones en las huelgas. Se puede hacer un cálculo. El gasto es de 65 millones de euros al año. Unos 40 proceden de complementos y mejoras salariales firmados los Lunes de Pescaíto a última hora. Este alcalde, al igual que los anteriores, ha cedido a la presión y a este chantaje”, apuntó Guillermo Gutiérrez, quien incluso reveló datos de las nóminas de los trabajadores: sus sueldos oscilan entre los 33.000 y los 44.000 euros brutos”.

El plan de saneamiento, ahora retirado por la empresa, recogía entre otras medidas tres iniciativas para reducir el gasto de personal que han provocado el conflicto laboral y la convocatoria de huelga: la privatización de algunas líneas deficitarias, la supresión de la bolsa de trabajo de eventuales –luego matizada de forma que entrarían en la plantilla conforma quedaran vacantes– y la congelación salarial durante tres años. Todo este plan de trabajo ha quedado ya descartado. “He fracasado en las negociaciones y ahora habrá que empezar de cero”, asumió ayer Gutiérrez. Sus palabras tienen una consecuencia evidente: la empresa empezó este plan en septiembre de 2009 como solución de emergencia ante la situación crítica de Tussam. Y han pasado siete meses y lo que se plantea ahora supone empezar de cero.

“El consejo deberá plantear ahora medidas drásticas o al menos diferentes, porque la banca no nos presta más dinero, y entonces no hay fondos para pagar a la plantilla”, explicó el vicepresidente de la empresa, quien descartó iniciar un Expediente de Regulación de Empleo por las limitaciones del convenio. Las opciones son de hecho muy limitadas, pero la empresa ya está trabajando en los presupuestos de 2010 y éstos se plantean de momento como una prórroga de los del ejercicio pasado, lo que supondría una congelación salarial forzosa y una limitación de los gastos de personal que han subido durante los últimos años por encima del IPC. Sólo entre 2008 y 2009 aumentaron más de dos millones.

Este nuevo escenario se plantea como un envite a los sindicatos, a los que la dirección de Tussam acusa de “querer aprovechar el plan de saneamiento para subirse el sueldo”. Una representación de éstos acudió ayer al Pleno en señal de protesta, y fueron desalojados de la sala cuando empezaron a proferir gritos contra el regidor. Pese a sus demandas no han sido recibidos por el alcalde, ni han conseguido hasta el momento deslegitimar a sus interlocutores. El Gobierno trabaja con un planteamiento claro: una huelga este año es preferible a un paro en 2011 a las puertas de las elecciones.

  • 1