Local

Tussam asume que habrá huelga y prepara medidas para minimizar los efectos

La empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam) pidió hoy disculpas anticipadas a los usuarios de la ciudad ante lo que ya asume que será, con toda probabilidad, una huelga de los trabajadores de la empresa el próximo 28 de marzo y la semana de Feria. Foto: El Correo

el 15 sep 2009 / 02:16 h.

TAGS:

La empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam) pidió hoy disculpas anticipadas a los usuarios de la ciudad ante lo que ya asume que será, con toda probabilidad, una huelga de los trabajadores de la empresa el próximo 28 de marzo y la semana de Feria, en la que se trabaja para incluir medidas especiales de tráfico con el objetivo de minimizar los efectos del paro durante la celebración de estas fiestas.

En rueda de prensa, el vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez, señaló que estas medidas, caso de aplicarse, irán, sobre todo, encaminadas a que los vehículos "vayan más rápido" por la zona, aunque señaló que, aún aplicándose éste u otros procedimientos, "la huelga existirá y los ciudadanos lo notarán".

En el día de hoy, fecha de finalización del calendario de reuniones entre la directiva de la empresa y los sindicatos para intentar reconducir la situación, Gutiérrez indicó que los trabajadores tampoco han comparecido. No obstante, aseguró que Tussam sigue abierta hasta última hora a negociar "por si es posible evitar la huelga".

El vicepresidente de la empresa quiso separar, con respecto al núcleo central del conflicto entre las partes --los expedientes abiertos por la empresa a los ocho trabajadores que en su momento fueron identificados por la Policía como presuntos autores de destrozos en vehículos municipales durante la huelga de mayo de 2007--, el procedimiento judicial del disciplinario.

Mientras que en el proceso penal aseveró la inexistencia de ninguna sentencia de archivo de la causa y dijo que Tussam "no tiene interés" en imputar delitos ni que nadie "vaya a la cárcel" --la empresa, recalcó, sólo está personada para reclamar los daños--, en el aspecto de disciplina interna aseguró que la intención es que los que usaron "violencia" contra los autobuses "no salgan impunes".

"Hay muchos casos distintos, personas que participaron en mayor o menor medida, pero nuestra posición es la de no aceptar la impunidad", dijo Gutiérrez, que puntualizó que "desde la impunidad absoluta al despido hay un camino enorme, en el que se puede negociar". Sin embargo, aseguró que no se procederá al archivo de los expedientes, tal y como piden los trabajadores.

Con respecto a los servicios mínimos fijados --un autobús por línea salvo en las 'horas punta' el próximo viernes, y el 25% en la flota de diario y el 50% en las líneas que prestan servicio en la Feria--, Gutiérrez los calificó de "muy escasos" pero indicó que el Ayuntamiento finalmente no los recurrirá. "En vez de esperar los autobuses a los usuarios, será al revés, y habrá una persona en las taquillas cuando normalmente hay cuatro", señaló, añadiendo que los servicios mínimos contará con protección policial.

  • 1