Local

Tussam baraja subir sus tarifas para equipararlas a las del bus metropolitano

El Consistorio pretende unificar los precios con el Consorcio y lograr así un aumento de los ingresos que reduzca el déficit de la empresa municipal de transportes

el 23 sep 2009 / 20:18 h.

TAGS:

El Ayuntamiento hispalense maneja la posibilidad de que la empresa municipal de transportes, Tussam, unifique sus criterios con el Consorcio de Transportes Metropolitanos, e incluso equipare sus tarifas, lo que conllevaría un importante incremento del precio de los bonobuses.

Según fuentes consultadas, debe haber "unidad de criterios" con los autobuses del área metropolitana, lo que podría pasar por la equiparación de las tarifas.

Aunque el consejo de administración de Tussam de la próxima semana no tenía previsto tratar la modificación de las tarifas, podría debatirse, puesto que el objetivo de la reunión es estudiar y consensuar las posibles fórmulas a aplicar para aliviar la difícil situación económica por la que atraviesa la empresa.

"Lo cierto es que el usuario sólo paga el 20% del precio real del billete", aseguraron otras fuentes consultadas, que abogaron por que no existan "ciudadanos de primera y segunda categoría en función de los autobuses que puedan utilizar". Por este motivo, el precio del bonobús podría subir de manera considerablemente.

Actualmente, las tarifas del Consorcio Metropolitano de Transportes se fija en función del recorrido del autobús. Con la tarjeta (no el billete sencillo) el viaje más barato y corto cuesta 0,80 euros, el resto oscila entre los 0,84 a los 2,60 en el caso de que se realce el trayecto más largo. En Tussam, el bonobús sin transbordo cuesta seis euros (diez viajes) y con transbordo, siete.

El 19 de diciembre del pasado año, la Junta de Andalucía autorizó la subida de tarifas de Tussam para 2009, obviando el informe en contra de la Comisión de Precios, que hacía 15 días había rechazado la medida. El Gobierno andaluz alegó que la Consejería de Obras Públicas y sus servicios jurídicos avalaban la decisión del Ayuntamiento. La subida ya estaba firmada.

Era la primera vez que la Comisión de Precios se oponía a la revisión de precios de un consistorio (está obligada a analizar los precios públicos de los municipios de más de 100.000 habitantes). Pero ese revés ha quedó en nada. La entonces viceconsejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, firmó la autorización para que la empresa municipal de transportes, Tussam, subiese entre un 9,1 y un 20% sus tarifas. También esta decisión sentó un precedente, pues era la primera vez que la Junta desoía a su propio órgano asesor.

  • 1