Local

Tussam cambiará una decena de líneas en enero para adaptarlas al Metro

En la primera quincena de enero de 2009, la red de líneas de Tussam cambiará para adaptarse al Metro. Los autobuses de Los Remedios, Prado y Gran Plaza serán los más afectados. El 5, por ejemplo, podría hasta cambiar de nombre.

el 15 sep 2009 / 16:50 h.

TAGS:

J.Alonso / N. Jiménez

En la primera quincena de enero de 2009, la red de líneas de Tussam cambiará para adaptarse al Metro. Los autobuses de Los Remedios, Prado y Gran Plaza serán los más afectados. El 5, por ejemplo, podría hasta cambiar de nombre.

Aunque las modificaciones aún no están aprobadas, los responsables de Tussam estudian desde hace más de tres meses adaptar la red de autobuses al suburbano. La línea más afectada será el 5 -Puerta Triana-Santa Aurelia- ya que gran parte de su recorrido (República Argentina, el Prado, San Francisco Javier, Eduardo Dato, Gran Plaza y Marqués de Pickman) coincide con la línea 1 del Metro.

Según fuentes de la empresa municipal de transportes, esta línea número 5 sufrirá un "cambio sustancial", de ahí que incluso se baraje la posibilidad de cambiar su nombre. "No será una supresión, pero su recorrido variará bastante", apuntaron. De hecho, pese a la reestructuración, no está sobre la mesa la eliminación de ninguno de los trayectos.

Las otras líneas que podrían sufrir cambios serían la 25 (Rochelambert-Prado), 26 (Prado-Cerro del Águila), 23 (Santa Aurelia-Prado), 22 (Sevilla Este-Prado), 28 (Parque Alcosa-Prado), 29 (Torreblanca-Prado), 42 (Tablada-Puerta Jerez) y las dos circulares exteriores C1 y C2.

El objetivo de Tussam es que los viajeros del Metro puedan subirse en los autobuses urbanos para moverse por la ciudad. Para ello, se están estudiando los modelos de cálculo de viajeros, esto es, que un sistema informático está relizando estimaciones del número de usuarios con los que cuenta cada línea y los que registraría con los cambios previstos. Con estos datos en la mano, se diseñará la nueva red de autobuses públicos, que debe estar cerrada en unos días.

La idea de la empresa de transporte es ofrecer más servicios en zonas de la ciudad como Sevilla Este-Polígono Aeropuerto, la Palmera y Bermejales. La gran concentración de viviendas de protección oficial nuevas en estas zonas ha disparado la demanda de servicios públicos. "A principio de año es el momento de actualizar las líneas, sobre todo allí donde hay más carga de nuevas zonas residenciales, sostuvieron las fuentes consultadas.

Eso sí, estas fuentes también subrayan que, si bien hay líneas como el 5 que se transformarán en gran medida, otras sólo sufrirán pequeños cambios. Así, las novedades también podrían llegar a líneas como el 34 (Los Bermejales-Prado), el 27 (Encarnación-Andalucía Residencial), el C6 (el circular Macarena Norte) o el 16 (Valdezorras).

No obstante, estas modificaciones tendrán que recorrer todavía un largo camino antes de ser definitivas. En primer lugar, hay una comisión creada desde hace meses y compuesta por responsables de las áreas de Movilidad y Urbanismo, así como la propia dirección de la empresa de transporte que debe concretar los nuevos recorridos. En segundo lugar, el proyecto de reforma de las líneas de Tussam se debe estudiar en la próxima reunión de la comisión ejecutiva de la empresa municipal, este mismo mes. Una vez tenga su visto bueno, se informará a los distritos, asociaciones de vecinos y consumidores, abriendo así una ronda de consultas.

Con esta reordenación, Tussam pretende conseguir una integración de los tres sistemas de transporte público de la ciudad -Metro, tranvía y autobús-, de forma que las líneas de Tussam sirvan de complemento y no sufran una merma de viajeros. Además, debe completarse el proceso de integración tarifaria. La sociedad municipal acaba de cerrar el debate de sus tarifas con unos precios que no incluyen estimaciones sobre el coste de la línea 1 y que se pueden ver modificados una vez que se plantee la existencia de bonos y títulos de viaje que integren los distintos servicios.

  • 1