Local

Tussam estudia limitar gastos con un plan de saneamiento

El elevado nivel de endeudamiento obligó a Lipasam a poner en marcha un plan de saneamiento el pasado año. Tussam estudia ahora si aplicar ese modelo, que implica una reducción de los gastos corrientes y un control de las inversiones.

el 15 sep 2009 / 11:26 h.

TAGS:

J. A. / N. J.

El elevado nivel de endeudamiento obligó a Lipasam a poner en marcha un plan de saneamiento el pasado año. Tussam estudia ahora si aplicar ese modelo, que implica una reducción de los gastos corrientes y un control de las inversiones. La iniciativa fue avanzada ayer por el vicepresidente de la AIE, Manuel Marchena, aunque está en fase inicial.

El Ayuntamiento sigue buscando recetas para reducir el endeudamiento y aliviar las arcas municipales. Tras la operación de refinanciación de la deuda del Consistorio, que implicó la unificación de los créditos existentes en uno solo gestionado por una entidad bancaria -lo que reduce los intereses que se deben abonar con los préstamos-, el siguiente paso son las empresas municipales. La de limpieza, Lipasam, ya ha activado su plan de saneamiento.

Pero resta Tussam, sumida en la misma espiral: el presupuesto se dedica a cubrir la deuda ya existente y se deben contratar nuevos créditos para asumir los gastos de personal o cualquier otra operación de la actividad corriente de la compañía.

El vicepresidente de la Agrupación de Interés Económico -la entidad que engloba a las empresas municipales-, Manuel Marchena esbozó ayer dos líneas de actuación para Tussam. La primera, una supuesta operación de refinanciación de la deuda.

"El Ayuntamiento tienen una operación en marcha con la Junta", apuntó. Sus palabras se refieren a un acuerdo alcanzado entre el Gobierno andaluz y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) para aliviar las asfixia de las administraciones locales que apenas afecta al Consistorio de Sevilla -por ser una gran capital- y que para nada hacer referencia a las empresas municipales. Sí hay, sin embargo, planes de unificar las deudas de empresas como Tussam siguiendo el modelo llevado a cabo por la Delegación de Hacienda, aunque, de momento, el proceso no está avanzado.

La segunda vía a la que hizo referencia Marchena fue la puesta en marcha de un plan de saneamiento de Tussam, similar al que se ha llevado a cabo en Lipasam. Este proyecto sí está en estudio por parte de la empresa municipal de transportes -ha sido recomendado en alguna ocasión en informes de Intervención y lo ha solicitado públicamente el PP-.

Pero apenas se ha avanzado y no hay una decisión firme sobre si es la ruta más adecuada para aliviar la deuda de la empresa. Un proyecto de estas características implica una reducción de los gastos corrientes, una renegociación de los créditos, la limitación de las inversiones y un control férreo de cualquier desviación del plan inicial que suele prorrogarse dos años.

  • 1