Local

Tussam invita a la ciudad a 'mostrarse firme' si se convoca huelga en Feria

El vicepresidente de la empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam), Guillermo Gutiérrez, invitó hoy a la ciudadanía a "mostrarse firme" en el caso de que los trabajadores de la empresa decidan repetir la convocatoria de huelga de la pasada edición de la Feria.

el 15 sep 2009 / 12:04 h.

TAGS:

El vicepresidente de la empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam), Guillermo Gutiérrez, invitó hoy a la ciudadanía a "mostrarse firme" en el caso de que los trabajadores de la empresa, que la pasada edición de la Feria convocaron huelga por la situación de los empleados que fueron detenidos por su presunta participación en los actos vandálicos de un paro anterior, decidan repetir la convocatoria.

En una entrevista concedida a Europa Press, Gutiérrez señaló que, no obstante, "es complicado que vuelva a hacerse", arguyendo para ello que en la Feria de 2009 la Línea 1 del metro ya estará en funcionamiento y que, por otro lado, y "gracias precisamente a esa huelga", el servicio de lanzadera de autobuses desde el aparcamiento del Charco de la Pava ha pasado de ser gestionado por Tussam a ser de concesión privada, "lo que no deja de perjudicar a muchos trabajadores que han dejado de hacer horas extra".

"Sólo con estos dos temas, sin hacer nada la empresa, ya está difícil que repitan la huelga de Feria, y de todas maneras se van a pensar hacerlo de nuevo porque la ciudadanía está muy cabreada", aseguró el responsable ejecutivo de la empresa municipal, que recordó que en el pasado paro el Consistorio ya experimentó medidas como los carriles con prioridad absoluta.

Gutiérrez, que dijo que el proceso penal contra los trabajadores acusados de los destrozos sigue su curso, expuso de otra parte que las negociaciones con los sindicatos de Tussam por la situación de los encartados están rotas por la negativa de los trabajadores a aceptar los acuerdos propuestos por el mediador, Jesús Cruz Villalón.

"Había tres propuestas distintas, ninguna de las tres me satisfacía pero las acepté en aras del acuerdo, y nada", lamentó, agregando que desde la ruptura no ha habido nuevos contactos con las centrales sindicales al respecto y que "en el momento en que acepten alguno de los acuerdos me volveré a sentar con ellos".

El último acuerdo, expuso, contemplaba que la empresa renunciaba a los despidos, a su capacidad de sancionar y a la posibilidad de recurrir el fallo judicial, mientras que la sanción sería propuesta por el mediador, con audiencia previa a los sindicatos. "Pero sólo querían el archivo de los expedientes, y aunque sé que nos jugamos la paz dentro de la empresa, no se puede permitir que se vayan de rositas los que rompieron 300 autobuses", dijo.

  • 1