Local

Tussam ofrece recortes en nóminas y contratos eventuales

La empresa, que alerta de que tiene que "pordiosear" créditos en los bancos para pagar, inicia las negociaciones con los sindicatos

el 10 feb 2010 / 21:48 h.

TAGS:

Un usuario aguarda al autobús en una parada

El plan de saneamiento de Tussam pasa necesariamente por recortar los 61 millones que anualmente se gastan en personal –frente a los 45 de ingresos propios–. La empresa lleva años sumida en un círculo vicioso: pide créditos para pagar nóminas y se vuelve a endeudar para pagar los créditos ya solicitados. Así hasta que la deuda alcanza los 120 millones y se sitúa a un nivel similar al del patrimonio, lo que provoca, como advirtió ayer el vicepresidente de la empresa, Guillermo Gutiérrez, en declaraciones a Radio Sevilla, que Tussam tenga que “pordiosear” créditos en los bancos para poder pagar a la plantilla y que las entidades financieras cada vez pongan más trabas. Este balance, que se subrayó en el último consejo de administración, ha dado pie a un plan de negociaciones con todos los agentes implicados para negociar recortes. Ayer empezaron con el comité de empresa, que se manifestará hoy.


Las propuestas presentadas ayer pasan en primer lugar por la supresión de los contratos temporales, una opción rechazada por los sindicatos que han pedido un periodo –en el marco de cuatro mesas de trabajo– para buscar alternativas. En cualquier caso, ya hay acuerdo para que las personas que desempeñan esta labor se mantengan en una bolsa para cubrir las bajas. Además, la empresa plantea congelar las nóminas y la plantilla y una serie de reducciones de beneficios obtenidos por convenio por parte de los trabajadores. A algunos de ellos está incluso dispuesto el comité de empresa, que expresó ayer, a través del secretario general de CCOO, Miguel Pereira, su disposición a realizar cesiones y a buscar un acuerdo dada la situación de la empresa.


Donde el acuerdo sigue siendo muy lejano es en el proyecto de privatización de líneas, en el que Tussam ya se ha adentrado al convocar un concurso público para las empresas interesadas en prestar el servicio de transporte público urbano en la ciudad. “Hemos pedido que para conseguir un acuerdo y mientras se mantienen las negociaciones abiertas se paralice esta licitación, pero la empresa nos ha dicho que mantener abierto el proceso no es un impedimento porque se trata sólo de tener una empresa disponible. No estamos de acuerdo”, relató Pereira.


El propio Guillermo Gutiérrez, antes de esta reunión con los sindicatos, alertó de la situación crítica de la empresa y de la necesidad de reducir los gastos de explotación con vías como la reducción de las líneas prestadas directamente por la empresa –por cada ruta gestionada por esta vía se calcula una reducción del 40% en el gasto necesario–.


 Pese a estos recortes, la resolución del problema de Tussam pasa por un acuerdo con la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. De hecho, entre las propuestas de la empresa de transportes figura que las líneas privatizadas pasen a depender del Consorcio Metropolitano, una vía que ha quedado congelada al bloquearse las negociaciones que ahora trata de retomar el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín. La administración autonómica ha respondido hasta ahora que cualquier solución pasa por un acuerdo que afecte a todas las capitales andaluzas y, en especial, aquellas que como Córdoba o Sevilla tienen sus servicios de transporte público en manos de una empresa municipal.


La falta de respuesta de la Junta ha obligado al Ayuntamiento a iniciar su plan de saneamiento en solitario.

  • 1