Local

Tussam pierde dos millones de viajes y evita la quiebra gracias al solar del Prado

La empresa de transportes aprueba las cuentas de 2009 con el rechazo del PP

el 30 mar 2010 / 20:30 h.

TAGS:

  • Tussam aprobó ayer las cuentas de 2009 que vuelven a reflejar la situación crítica de una empresa que no logra sacar adelante un plan de estabilidad imprescindible para evitar la quiebra. Como revelaron los propios auditores de Deloitte, la empresa se ha quedado a unos 40 millones de euros de la disolución, una cantidad que procede básicamente del traspaso del solar del Prado a la sociedad municipal –con una tasación de más de 30 millones de euros– y al edificio de Diego de Riaño. El margen es muy limitado. “Al ritmo actual no tardamos ni un año en rebasarlo y entrar en quiebra”, explicó el vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez.


    Los números negativos de las cuentas son cada vez mayores. El ejercicio de 2009 se cerró con una deuda a corto y largo plazo de 130 millones de euros, de los que 88,7 millones son a corto plazo. Las pérdidas alcanzaron los 57 millones de euros, y confluyeron dos factores: pérdida de más de dos millones de viajes –una situación a la que la empresa resta importancia y que contrasta con un incremento de tres millones en los ingresos propios– y un aumento de dos millones en los gastos de personal. Todo esto sin contar un elemento del que advierte Deloitte: “podrían existir pasivos contingentes de naturaleza fiscal”.


    Estas cuentas fueron aprobadas en el consejo de administración, con el único rechazo del PP que responsabilizó a la gestión llevada a cabo por la empresa de la situación crítica. “Han dejado que se hunda y hay un vacío de poder”, criticó el edil popular Ignacio Flores. Los sindicatos también responsabilizaron a la dirección, y lo hicieron basándose en uno de los indicadores destacados por los auditores: “Hasta 2004 las aportaciones municipales eran de unos 20 millones anuales y se generó un desajuste que provoca la situación deficitaria actual”, explicó el secretario general de CCOO, Miguel Pereira.


    La empresa en cambio centra su atención en otro elemento: la empresa gasta 20 millones más en personal de lo que consigue a través de ingresos propios: “El coste de personal en estos 10 años ha subido por encima del IPC y la empresa no puede soportar este ritmo”, indicó Gutiérrez. El vicepresidente incidió en que, sin fondos propios, la única vía para gastos corrientes es la deuda.


    Tussam prepara su plan de saneamiento desde septiembre, centrado en el recorte de gastos de personal y la privatización de líneas deficitarias, como las nocturnas. El desacuerdo con el comité de empresa ha frenado estas conversaciones en las que los empleados han encontrado también el respaldo de IU. La federación ha expresado públicamente su rechazo a externalizar servicios y a responsabilizar a los trabajadores de la situación actual de la empresa municipal.

    • 1