Local

Tussam prevé más viajeros y una subida de sueldo a toda la plantilla en 2014

Tras dos años de recortes salariales, se detecta una subida en gastos de personal del 5,3% en 2014. La medida ya se había pactado con los 1.400 empleados.

el 14 dic 2013 / 07:27 h.

TAGS:

El diagnóstico de Tussam es que todavía no se salva de los números rojos. Es un paciente que se recupera a golpe de inyección –de capital–.Sin ir más lejos, este año ha recibido 71,3 millones: una primera inyección de 69 millones –11,3 millones para cubrir el coste de los bonobuses joven, solidario y de la tercera edad– y 4,3 millones extra que recibió en noviembre para saldar deuda de nóminas. El oxígeno que recibirá Tussam en 2014 de las arcas municipales será, en principio, inferior: 65,3 millones. Aunque la deuda persiste, las cuentas para el próximo ejercicio dibujan un escenario macerado de optimismo. Primero, porque, a diferencia de otras empresas municipales que han sufrido recientemente recortes en la plantilla –el más cercano es el de Lipasam–, en el caso de Tussam experimenta un 5,3% de incremento en gastos de personal. Es decir, la empresa de autobuses pasaría de abonar 59,3 a 62,5 millones, de lo que se verían beneficiados sus 1.400 empleados. Esta subida se debe al cumplimiento del convenio acordado por la plantilla en febrero de 2012, en el que se fijaba una rebaja del sueldo del 5% durante los dos primeros años que, a partir de 2014, se empezaría a recuperar. Es más, CCOO ya avisó, a través de una circular, de que se iba a cumplir ese incremento que calificó de “moderado” y que se traduciría en “35 euros brutos al mes”. La memoria de Tussam indica, de su parte, que este crecimiento se debe a “la aplicación del convenio colectivo”. De hecho, se acoge al Plan Económico-Financiero, acordado en febrero de 2012, que califica como “un documento referente básico a la hora de confeccionar el presupuesto”. La plantilla de Tussam recupera su masa salarial gracias a una cantidad extra que sale de varios conceptos. Primero, de una caída de la inversión, que pasa de 1,6 millones a sólo 999.000 euros, que se destinarán en buena parte a mantener y reponer piezas del Metrocentro. Además, se produce una aminoración de la deuda saldada: si en 2013 se calculó reducir en 17,6 millones, para 2014 se prevé que se rebaje la losa financiera en otros 14,5 millones. A ello se añade que Tussam vislumbra un leve aumento de los ingresos por la venta de billetes. Es tan sólo de 100.000 euros, pero no es por, como ha ocurrido muchas otras veces, por una subida de los precios públicos. Esta vez todas las tasas, incluídas las de la empresa de autobuses, se han congelado. Por lo tanto, la única razón es que, por primera vez, los gestores municipales barajan la posibilidad de crecer en viajeros. Lo deja claro en su declaración de objetivos y metas para el año 2014. Ese leve aumento en viajeros sobre lo previsto en 2013 –el cómputo anual no está cerrado a la espera de los datos de diciembre– es, en concreto, de 420.000 usuarios. Es decir, sería pasar de 72 a 72,4 millones de pasajeros, una empresa que resulta complicada y que, además, rompería una tendencia histórica: de pérdidas continuadas desde 1999, que se han traducido en una caída global de más de 18 millones de viajeros.Y, pese a los cambios de recorrido de las líneas efectuados por el Gobierno municipal, esa tendencia, en el global del año, no ha variado. Ni siquiera en el año 2013. El resto de escenarios para el próximo año también son positivos. Barruntan un aumento de la distancia recorrida por la flota de autobuses superior al 2%, con lo que se alcanzarían casi los 18,4 millones de kilómetros en 2014. Lo mismo ocurriría con la velocidad comercial, que alcanzaría, según los objetivos marcados, los 13,06 kilómetros por hora, casi tres décimas más del reto fijado en 2013. Lo único que se ve rebajado es el tiempo de trabajo en líneas: serían 3.000 horas menos al año. Tussam también incluye en sus cuentas la incorporación de 20 vehículos que servirán para mejorar su flota pero sólo se introduce el concepto, no la cuantía. Forma parte del proyecto, ya anunciado el verano pasado por el Consistorio hispalense, por el que se iba a renovar la flota, con una media de antigüedad de 8,7 años, con la incorporación de un centenar de nuevos vehículos hasta 2017. El delegado de Movilidad y Seguridad, Juan Bueno, fue incluso cauto en sus últimas declaraciones al respecto, formuladas a finales de noviembre, ya que aseguró que las primeras 20 unidades –las reflejadas en las cuentas de Tussam– se incorporarán en el primer trimestre de 2015 y costarían cinco millones. PRIMERA FASE DEL PLAN PARA RENOVAR EL PRADO La estación de autobuses del Prado de San Sebastián ya ha sufrido sus primeras reparaciones desde que se hizo cargo Tussam de su gestión, pero no será hasta el año 2014 cuando se ponga en marcha el plan especial para buscar la rentabilidad de la estación y paliar sus graves deficiencias. La primera fase, que se cuantificó en 451.000 euros, se centraba en reparar grietas, fisuras y humedades detectadas en el techo y la tabiquería. Tal cantidad es la que se recoge en las inversiones de Tussam para el próximo ejercicio. No se trata de la única cantidad fijada para la estación de autobuses. Y es que, además de la inversión, también está el mantenimiento. Así, en el cuadro presupuestario hay reservados 580.931 euros que serían suficientes para hacer frente al coste total de la gestión de las instalaciones, a la espera de su transformación.

  • 1