Local

Tussam recibe una inyección de urgencia para poder abonar las nóminas

Se desvió el dinero para pagar a los proveedores y la caja se quedó sin liquidez. El auxilio de 4,3 millones de euros se detrae de otras partidas municipales.

el 28 oct 2013 / 23:30 h.

TAGS:

Carta remitida por el director gerente de Tussam, Manuel Torreglosa, a la delegación de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla, dirigida por Asunción Fley Carta remitida por el director gerente de Tussam, Manuel Torreglosa, a la delegación de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla, dirigida por Asunción Fley. Si no se produce una ampliación de crédito por el importe que ha sido aplicado al pago de proveedores (4,55 millones de euros), Tussam no podrá abonar la paga extra el próximo 30 de noviembre ni tampoco el pago de la nómina del mes de diciembre”. Carta dirigida a la delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla. La firma: Manuel Torreglosa, director gerente de la empresa de transportes urbanos de la capital sevillana. El pasado viernes, tras la Junta de Gobierno del equipo de Juan Ignacio Zoido, se anunciaba una elevada modificación presupuestaria: 7,7 millones de euros. Cuestiones de trámite y gestión, dijeron en el Ayuntamiento. Pero tras esta aparente normalidad se ocultaba la urgencia de inyectar dinero a Tussam porque, a tenor de la misiva del directivo, fechada a primeros de octubre, no había en caja liquidez suficiente para abonar a la plantilla las nóminas. En concreto, Torreglosa reclamaba una consignación presupuestaria de 4,55 millones de euros con tal fin, y el Consistorio aportará un suplemento de crédito de 4,34 millones que, según destaca, “le permita atender los gastos corrientes previstos hasta finalizar el ejercicio”. En suma, el desembolso de las pagas al personal. ¿Cómo es posible una desviación de tal envergadura en las nóminas de los empleados? Porque el dinero que faltaba, casi 4,56 millones, se había destinado a abonar facturas pendientes, y conforme al plan de pagos a proveedores. Tussam debía liquidarlas con anterioridad al 20 de septiembre para que el Ayuntamiento no tuviera que enfrascarse en otra operación de préstamo al amparo del segundo plan de proveedores concebido por el Gobierno central. Y así lo explica el director gerente. El importe se asignó a las transferencias corrientes que proceden de Plaza Nueva. Y la consecuencia: falta de liquidez (dinero en la caja) no sólo para saldar completamente la deuda con los proveedores –“la detracción de las transferencias corrientes ha provocado que el calendario de cobros previsto para el mes de octubre no pueda cumplirse en su integridad”– sino también para afrontar las nóminas. Y llueve sobre mojado, puesto que en 2012 la empresa municipal de limpieza, Lipasam, salió en auxilio de la de transportes con un crédito de unos 3 millones para los salarios. “Esta modificación por urgencia de 4,5 millones para pagar las nóminas de Tussam demuestra la falta de previsión, la falta de transparencia y los intentos del gobierno de Zoido de crear una imagen ficticia de Tussam en vez de resolver los problemas reales que tiene la empresa”, se queja la concejal socialista Susana López. “Son preocupantes, además, los plazos de esta modificación. ¿Desde cuándo sabía el Ayuntamiento que no tenía dinero para pagar las nóminas del último trimestre de Tussam? ¿Por qué ha esperado hasta el último momento? ¿Están garantizados con los plazos de los plenos y sin ninguna sesión urgente que se podrán realizar sin problemas los pagos de octubre y de noviembre ya que esto es una aprobación inicial y tiene que haber aún una aprobación definitiva del expediente? ¿Y si esto era una situación tan urgente, no se debería haber producido un pleno extraordinario para esta modificación presupuestaria?”, se pregunta Susana López, quien cuestiona la ausencia de tesorería “después de dos años de una subida desproporcionada de tarifas, muy por encima del IPC, mientras que se mantiene uno de los grandes agujeros que tiene Tussam: el efecto de la gratuidad universal, sin límite de renta, para los mayores de 65 años”. Lo cierto y verdad es que los desfases se repiten con asiduidad en la historia de Tussam y siempre hay crédito in extremis. Y otro auxilio para el recibo de la luz de los semáforos La modificación presupuestaria de urgencia para pagar las nóminas de la plantilla de Tussam no es la única a la que se enfrenta la delegada de Hacienda, Asunción Fley. Son otras tres las necesarias para afrontar otras necesidades del funcionamiento del Ayuntamiento y de sus empresas públicas. La más llamativa atañe al gasto adicional en electricidad de los semáforos de la ciudad por 1,12 millones. Este dinero fue reclamado por la Delegación de Movilidad para “hacer frente al gasto por el suministro de energía eléctrica correspondientes a los meses comprendidos entre agosto y diciembre de 2012 y 2013”. La necesidad de dinero para la luz es, dice Movilidad, un “mal endémico”. A final de septiembre, “este Servicio no dispone de ningún recurso para abonar dichas facturas [pendientes, por 1,22 millones]. Se pide la transferencia y se informa de que se ha solicitado a Endesa cambiar la tarifa y adaptar la potencia contratada a los consumos reales. “Tres modificaciones presupuestarias por falta de previsión y por el empeño en trasladar una imagen ficticia. Se presupuesta a la baja para poder hablar de un supuesto ahorro”, dice el PSOE.

  • 1