viernes, 22 febrero 2019
18:57
, última actualización
Local

Tussam recupera usuarios y prepara cambios en diez líneas

Tras lograr un 3,2% más de viajeros por kilómetro recorrido, se ultima otra reordenación

el 14 jun 2010 / 19:32 h.

TAGS:

Tussam prepara para el mes de julio una nueva reordenación de líneas que afectará en este caso a una decena de rutas que se modificarán, fusionarán o suprimirán, como ya ha ocurrido con las cinco líneas que se han alterado en el mes de junio. La medida persigue ahondar en una línea de trabajo que ya ha empezado a dar sus resultados en el primer cuatrimestre del año: el número de viajeros transportados en relación con los kilómetros recorridos ha crecido un 3,2%.

 

Un resultado que se produjo incluso antes de la última supresión de líneas deficitarias. Ahora, una vez dado ese paso, se avanza en una segunda fase que afectará a una decena de rutas, entre ellas la B5, de Plaza de Armas a San Jerónimo, la C5, de San Francisco a la Plaza del Duque y las nocturnas. La propuesta debe aún ser formalizada, pasar por el consejo de administración y ser consultada con IU, el socio de Gobierno.

Durante el primer cuatrimestre del año, Tussam ha conseguido remontar unos resultados que empeoraban año tras año. La empresa de transportes ha conseguido un incremento de casi 300.000 viajes, un aumento liderado por la línea 13, que realiza el recorrido entre Pino Montano y la Plaza del Duque, y que ha sumado 162.595 viajes más que en el ejercicio anterior y la 28 -entre el Prado y el Parque Alcosa- que ha logrado 152.327 viajes más, un 19,7%-. Los datos del Metrocentro también han contribuido: el tranvía, cuya explotación cuesta 7,5 millones de euros al año, ha logrado aumentar el número de usuarios en más de 141.000, lo que le ha permitido rebasar los 1,6 millones de viajes sólo en un cuatrimestre.

En total, se han alcanzado los 29,9 millones de usuarios en sólo un cuatrimestre, un dato superior al mismo periodo del ejercicio anterior y que permitiría cerrar el año por encima de las previsiones, pese a que ha sido un ejercicio marcado por las convocatorias de huelga. Según los cálculos incluidos en el presupuesto de la empresa de transportes aprobado por el Pleno municipal, la empresa preveía cerrar el año con 75 millones de viajes, 7,8 millones menos que en el año anterior, una caída que reflejaba la tendencia de los últimos ejercicios: entre 2009 y 2010 se redujeron los viajeros en un 2,1%. Si se mantiene la línea de este primer cuatrimestre, sin embargo, al cierre del año se podrán rebasar los 83 millones de usuarios.

Pero el gran objetivo es abaratar costes. Lograr más usuarios en menos kilómetros. Éste fue el motivo de la supresión de las líneas 36 y E5, una desaparición avalada por las cifras. Durante el primer cuatrimestre del año, la primera de estas rutas perdió casi 140.000 viajeros, mientras que las cifras de explotación de la segunda se redujeron en un 20%, cifra que provocó que el número de usuarios en cuatro meses se quedara por debajo de 5.000. Junto a estas líneas, tres que sí permanecen de momento experimentaron una sensible caída respecto a sus resultados del ejercicio anterior: la línea 11 -de Ponce de León al Parque de los Príncipes-; la 24 -de Ponce de León a Palmete- y la 25 -entre el Prado y Rochelambert-. Entre las tres perdieron 284.926 usuarios durante el primer cuatrimestre.
Evitar estas pérdidas de viajeros será precisamente la meta de la nueva reordenación de líneas, encaminada a recortar determinadas rutas y a modificar otras para reducir el coste del kilómetro. Durante 2009, Tussam transportó 4,6 viajeros por cada kilómetro que recorrieron sus autobuses. En este año, la media se ha elevado a casi cinco usuarios por kilómetros recorrido. El modelo para conseguir mejorar los resultados de esta empresa deficitaria se completa con un aumento de la velocidad comercial, ahora situada en 11,6 kilómetros por hora. "Tenemos que conseguir acercarnos a los 20 kilómetros por hora", reconocía en una entrevista reciente el vicepresidente de la empresa de transportes, Juan Ramón Troncoso.

Durante varios meses, la empresa municipal de transportes trabajó en una tercera línea con este mismo objetivo de reducción de costes: la privatización de determinadas líneas deficitarias. Esta iniciativa, que fue uno de los detonantes de la huelga general de la pasada Feria, ha quedado prácticamente congelada. En los planes a corto plazo no entra aprovechar el concurso público que llegó a abrirse y se da por abandonado el primer borrador del plan de saneamiento presentado por Guillermo Gutiérrez, que preveía externalizar servicios para reducir hasta un 40% el coste de cada una de las rutas.

  • 1