Local

Tussam reforzará once de sus líneas con un aumento de plantilla

El plan municipal elevará en 2,25 millones al año el gasto en el autobús

el 23 jun 2011 / 10:13 h.

TAGS:

El nuevo gobierno ha situado entre sus prioridades el conflicto de la bolsa de personal eventual de Tussam, Transportes Urbanos de Sevilla, de la que se prescindió en el anterior mandato en el marco de los recortes en la empresa municipal. En torno a 90 trabajadores se quedaron entonces fuera e iniciaron una serie de movilizaciones que llegaron incluso a la campaña electoral. Poco antes de los comicios, PSOE e IU forzaron la incorporación de doce de ellos a sus puestos aunque con contratos de un mes y medio que están a punto de expirar. Ayer, el alcalde, Juan Ignacio Zoido, anunció la renovación de este personal y la incorporación de otros quince más a partir del mes de julio para reforzar los servicios. Aunque está por ver la duración de estas incorporaciones, el propio Consistorio hizo sus cálculos del coste que supondrá: 2,25 millones de euros al año que tendrá que salir del Ayuntamiento.

Esta incorporación de trabajadores a la empresa tendrá además un efecto sobre el propio servicio. Su llegada supondrá un refuerzo en once líneas -las que según la empresa tienen más demanda y necesidad de refuerzos-: las cuatro circulares C1,C2,C3, y C4; y los números 2,6,13,22,27,37 y 52. Todas ellas tendrán una mayor prestación durante este verano, periodo en el que se recortan los servicios al bajar hasta un 60% la demanda en el mes de agosto, y, según el planteamiento que hizo ayer el gobierno local, tendrán más personal durante el resto del año. Para ello, entre otros factores el nuevo gobierno local podrá contar con una treintena de autobuses cuya cesión a otros países fue frenada a última hora durante el mandato de Monteseirín.

El recorte en la bolsa de trabajadores se empezó a producir en 2010, cuando la empresa, con serios problemas económicos en los últimos ejercicios, empezó a ajustar los servicios a la plantilla disponible en lugar de recurrir al personal eventual. Esta situación derivó en una serie de protestas y en un acuerdo plenario, impulsado por IU y aprobado por unanimidad, en el que Tussam adquirió un compromiso con los trabajadores: tendrán un programa de sustituciones para ocupar las plazas vacantes de forma que todos hayan accedido a un puesto antes de 2016.

Pero en este mismo acuerdo se planteaba la necesidad de mejorar los servicios de Tussam y de emplear para ello al personal eventual, un planteamiento que se reforzó en la campaña electoral. El problema era que la empresa no tenía liquidez y que la falta de recursos del Consistorio limitaba las posibilidades de que aumentaran las transferencias. Pero entonces se inició la precampaña y el gobierno forzó la entrada de doce empleados, los mismos que ahora renueva el PP, incorporando además a otros quince. El problema pese a esto se mantiene: los 2,25 millones de euros no están en las previsiones económicas de Tussam y tendrán que salir de una transferencia desde el Consistorio.

Los trababajadores eventuales celebraron la "grata sorpresa" recibida por parte del gobierno local, en lo que supone el cumplimiento de un compromiso electoral adquirido por el PP. Pese a esto, desde este colectivo pidieron que no se queden ahí las incorporaciones -siguen muchos de los miembros de la bolsa de eventuales fuera- y que aquellos que entren a trabajar tengan continuidad como conductores de autobús.

 

  • 1