miércoles, 22 mayo 2019
16:35
, última actualización
Local

Tussam amortigua la caída de viajeros con cuatro meses seguidos de subida

Las cifras globales del año son negativas: 687.000 pasajeros menos hasta julio. Zoido compara el “leve descenso” con bajadas del 30% en otras ciudades españolas.

el 20 ago 2013 / 17:00 h.

TAGS:

051010_fot_tussam_autobus_horizontal_cabTussam maquilla la caída de pasajeros de 2013 encadenando 4 meses seguidos de subidas. De abril a julio, la afluencia en los autobuses urbanos se incrementó en 372.447 viajeros. Pero ese buen resultado parcial, que ayer ofreció el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, no es suficiente por ahora para remontar el vuelo en una empresa pública que cuenta con el mal endémico de la caída progresiva de usuarios –desde 1999, ha perdido 18 millones de viajeros–. Aunque, de momento, se modera la caída, Tussam cuenta de enero a julio de 2013 con un descenso de 687.636 viajeros (1,5% menos), tras un primer trimestre del año bastante discreto –sólo en el mes de marzo la caída rozó el 8%–. Así, en lo que va de año se subieron a los autobuses urbanos 46.734.673 personas frente a 47.614.939 del mismo periodo del ejercicio anterior. El alcalde no ocultó esta caída, que calificó de “ligera” e hizo una comparativa con el resto de transportes urbanos a nivel nacional, en los que, según explicó, “se han registrado descensos de hasta el 30% en algunas ciudades”. Además, defendió que el 50% de la bajada estaba asociada “a los transbordos evitados a los usuarios tras la reestructuración de las líneas” que se han realizado, algunas de las cuales permiten un acceso más directo al Centro, como las 27 (Sevilla Este) y 32 (Polígono Sur). Pese a esas aclaraciones, la pérdida sufrida hasta julio ha sido mayor que la que se registró en idéntico periodo de 2012, donde la caída acumulada hasta julio fue del 0,4%. Pero Zoido se centró más en los cuatro meses consecutivo de subidas, una circunstancia que no se había dado en los últimos años (2010, 2011 y 2012). El alcalde asoció esta subida a la mejora del servicio y los cambios de recorrido de algunas líneas. “Se trata de reinvertir más para que haya más sevillanos que cojan el autobús”, manifestó Zoido, que añadió que Sevilla es la única ciudad de España con Metro en la que aumenta el uso del autobús. Eso sí, salvo abril, donde se experimentó una subida del 5%, los otros tres meses han arrojado leves incrementos, como mayo, que apenas fue del 0,32%. Prueba de ello son los datos de la empresa en julio, donde se calcó la afluencia de viajeros de hace un año: 5,3 millones. Sin embargo, los autobuses recorrieron un 6% más de kilómetros con respecto al mismo mes del año anterior –1,4 millones frente a 1,3 millones de julio–. En positivo, la mejora de la velocidad comercial, que regresó a los niveles de julio de hace dos años, con 13,49 kilómetros por hora, después que en el mismo periodo del ejercicio anterior experimentara un leve retroceso. En cualquier caso, la realidad de la recuperación de Tussam vendrá determinada, en primer lugar, en si este aumento de pasajeros de estos cuatro meses se traducirá en una mejora de la rentabilidad del servicio; y en segundo lugar, si tendrá visos de continuidad en lo que resta de año y, en especial, en el último cuatrimestre de 2013. Fue precisamente en ese periodo en el que se registró un descenso más acusado en el uso del autobús urbano en 2012. En concreto, en septiembre y noviembre la caída fue superior al 5%. Zoido en San bernardoEl alcalde aprovechó el balance de viajeros de Tussam, que realizó junto al intercambiador de San Bernardo, para defender la gestión económica que se ha realizado en la empresa pública. Como ya hiciera en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, reiteró que el actual Gobierno municipal es responsable del “saneamiento de las cuentas” de Tussam, que arrastraban una deuda de 103 millones de euros. “Se ha pasado de la quiebra a una corrección de rumbo en las cuentas”, manifestó Zoido, que señaló que se han reducido en 28 millones la deuda acumulada, situándose en un total de 75 millones. A su vez, se esmeró en agradecer el esfuerzo de la plantilla de Tussam. Así, defendió que se ha recuperado la estabilidad laboral en la empresa de transportes después de que “se hayan incorporado las personas que superaron en su día las pruebas selectivas”, unos cien casos que eran “cien problemas familiares”. En ese esfuerzo también incluyó el descenso de las vueltas perdidas, que se producían en su mayoría por tráfico, averías o faltas del personal por enfermedad o baja. En ese aspecto, destacó que actualmente sólo representan un 0,77% del total de vueltas realizadas –sólo en el pasado mes de julio fueron 103.948 vueltas–, lo que supone un descenso del 16% con respecto al año pasado.

  • 1