Deportes

Tuteó al mejor del mundo

Pulse la lupa que aparece en la parte superior derecha para ampliar la imagen. 

el 13 mar 2011 / 23:40 h.

Manzano no fue menos que el resto de los entrenadores de la Liga y, de inicio, adaptó su sistema al todopoderoso Barcelona. El jiennense trató de cortocircuitar el juego blaugrana llenando de efectivos el centro del campo. Mientras los catalanes tenían el balón, el Sevilla se replegaba formando prácticamente una línea de seis hombres en defensa, con la ayuda en los exteriores de Jesús Navas y Diego Capel, que intercambiaron sus bandas. En el centro del campo, Rakitic jugó algo por delante de Zokora y Medel, con la misión casi imposible de enlazar con un Negredo completamente solo arriba.

Ese fue el plan A de Manzano, desbaratado por una jugada colectiva que culminó Bojan. Tras el descanso, Kanouté dejó en el banco a Zokora y el Sevilla volvió a su 4-4-2 clásico. El cambio dio sus frutos y, en apenas tres minutos, Navas igualó el encuentro. En el resto de la segunda mitad, los locales se despojaron de sus complejos y dieron al Barça de su propia medicina, con una presión muy adelantada y la agresividad que se le viene pidiendo al equipo durante toda la temporada. Incluso hubo momentos en los que los nervionenses encerraron al líder de la Liga. Estos fueron los ingredientes de una segunda parte espectacular que se convirtió en un carrusel de ocasiones por parte de los dos contendientes.

  • 1